Oldboy
Dir. Chan-wook Park | 120 min. | Corea del Sur

Intérpretes:
Min-sik Choi (Oh Dae-su)
Ji-tae Yu (Woo-jin Lee)
Hye-jeong Kang (Mi-do)
Dae-han Ji (No Joo-hwan)
Dal-su Oh (Park Cheol-woong)
Byeong-ok Kim (Mr. Han)

Estreno en Perú: 12 de octubre del 2006

Videos

Críticas

Luis Ramos: “La segunda película de la “Trilogía de la venganza” (precedida por Sympathy for Mr. Vengeance del 2002 y seguida de Sympathy for Lady Vengeance del 2005) planeada por Chan-wook Park (Corea del Sur, 1963) es al mismo tiempo una crónica negra, un cómic de aventuras y un viaje de introspección a través de la conducta humana cuando es llevada a su límite más extremo.” Sigue leyendo la crítica.

 
Alex Guerrero: “Oh Dae-su es un tipo perdido en sus carencias. El día del cumpleaños de su hija se mete una escandalosa borrachera que lo lleva incluso a pernoctar en una comisaría. Luego de llamar por teléfono a su primogénita, al salir de la estación policial, es raptado y encerrado durante 15 años en el cuarto de un hotel, sin ver el mundo exterior, lugar donde solo se le dan sus alimentos y se le expone frente a un televisor. Pero un día, sin aparente razón, es dejado libre.” Sigue leyendo la crítica.

 
Jorge Esponda: “Rápidamente el cine coreano ha logrado la gran notoriedad y éxito más allá de sus fronteras. Consecuencia no sólo del enorme suceso con su propio público sino sobretodo con la calidad que lo ha colocado entre los más interesantes de los últimos años. Dentro de su propia cinematografía ya se destacan varios nombres y entre ellos se encuentra definitivamente el de Chan-wook Park gracias a esta película, verdadera elegía alrededor de la venganza. Búsqueda extrema y en verdad incierta por saciar aquella sensación tan visceral y que es desarrollada con igual pasión y detallismo por el director. Oh-Daesu, el protagonista, transitará por el extraño y peligroso camino que en esencia caracteriza al film noir, pero contaminado por la indistinguible apariencia de la realidad y la pesadilla cuando se está en extrema vigilia. Nos encontramos en el terreno del absoluto lirismo y que con toda la apariencia de un film del mainstream nos es entregado en una narración envolvente y de bullente talento.” Sigue leyendo la crítica.