Cannes 2007: Scorsese dicta cátedra

“No tuve elección”, recordó Martin Scorsese, sobre su pasión por el cine, en la clase magistral que impartió hoy en el 60 Festival de Cannes a auditorio lleno, y con “alumnos de lujo” como sus colegas Quentin Tarantino y el francés Claude Lanzmann.

Scorsese explicó que su fascinacion por el cine empezó como un afán juvenil para agradar a sus padres. Durante su infancia, sufrió de asma, lo que impidió que se dedicará a actividades con otros niños: “Mis padres eran de clase obrera y no tenían el hábito de la lectura. Así que lo único que podían hacer conmigo era llevarme al cine”.

Sobre su aprendizaje del cine, el italoamericano fue prágmatico: “Realmente no necesitas ir a una escuela de cine para aprender a ver películas. Puedes aprender todo lo que necesitas con tus propios ojos. La única manera de realmente aprender es haciendo una película”.

Cuando habló de su inspiración: “La influencia del cine europeo de ese tiempo de finales de los 50s y principios de los 60s, el cine francés de Truffaut, Godard, Rivette y los demás, y el cine italiano, lo que no es exactamente la narrativa cinematográfica de Hollywood… Ellos me hicieron entender que no teniamos que contar una historia lineal.”

De su relación con Roger Corman, para quién realizó Boxcar Bertha (1972), destacó la disciplina: “Llegar ahí, hacer tu trabajo, aún cuando no te gusta. Lo que él hizo, es enseñarme cómo hacer una película en 24 días”.

En sus primeros años combinó la improvisación con el trabajo de mesa: los storyboads: “Los storyboards salían de mi naturaleza obsesiva. No podía costearme cualquier tipo de equipo de filmación, así que empece a dibujar cuadros. Lo primero que dibujaba eran las imágenes y los patrones de edición. Los hacía por la necesidad de llevarlos a cabo. En un film de bajo presupuesto, era una tema de seguridad. Tú sabes que vas a obtener… La improvisación de diálogos, dependía de la naturaleza de la escena, cuántos ángulos tenía y quién estaba en cuadro”

De los movimientos de cámara explicó: “Me hice conciente de los movimientos de cámara cuando empecé a darme cuenta de cómo estaban hechas ciertas escenas y por qué me afectaban de determinada manera. Pero realmente creo que fue a través del musical americano y el uso del movimiento de cámara de Fellini, y la libertad de la cámara en la Nueva Ola Francesa. Creo que más tiene que ver con la coreografía”.

Se Pueden leer algunos extractos más de la clase maestra en el site de Cannes 2007.

Artículo anterior
“El Chalán” gana premio en Houston
Artículo siguiente
Cinencuentro.com en Perú 21

5 comentarios

  1. 24 de mayo de 2007 at 18:51 — Responder

    De los movimientos de cámara explicó: “Me hice conciente de los movimientos de cámara cuando empecé a darme cuenta de cómo estaban hechas ciertas escenas y por qué me afectaban de determinada manera.”

    GraciaS Maestro Scorsese

  2. Lourdes Vásquez
    25 de mayo de 2007 at 0:31 — Responder

    Grande scorsese!!!..uno de los pocos que trabaja con sangre de forma digna.

  3. Rodrigo Portales
    25 de mayo de 2007 at 2:34 — Responder

    No es sangre, es color rojo

  4. 25 de mayo de 2007 at 4:59 — Responder

    es pintura :)

  5. 25 de mayo de 2007 at 5:02 — Responder

    irremediable grande si, grande de pura sepa color rojo, aunque se este repitiendo ultimamente.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Cannes 2007: Scorsese dicta cátedra