Europa también se resiente con la hegemonía mundial de los blockbuster “Made in USA”, por ello, la Unión Europea ha emprendido una campaña de difusión de las películas realizadas dentro de las naciones comunitarias a través de cuatro spots publicitarios que destacan el romanticismo, la alegría, la tristeza o el amor en sus producciones. Es decir, destacando el lado humano sobre la parafernalia tecnológica de las cintas hollywoodenses.

Pero uno de los spots ha desatado controversia entre los grupos más pacatos, el del amor, que encadena un conjunto de escenas de sexo de filmes de como La mala educación, Todo sobre mi madre, Amélie y El pianista y termina con la frase en doble sentido “Let’s come together” que significa “Vamos juntos” o “Vengámonos juntos”. “Millones de amantes del cine disfrutan de películas europeas cada año” complementa otro texto, al final de los 45 segundos del polémico comercial.

Los videos son parte del programa Media para apoyar la difusión del cine Europeo hasta el 2013, y se pueden encontrar en EUTube, el canal de Youtube de la Unión Europea. ¿Si Europa hace tantos esfuerzos por impulsar su cine, nuestros gobiernos no deberían prestarle atención por lo menos al nuestro?