El efecto Machu Picchu: de los blogs a la prensa

Ayer leíamos, entre distraídos y hasta sorprendidos, este artículo en Perú.21 que recordaba las películas que habían mostrado, de una manera u otra, la estampa de la ciudadela inca. “¡Pero si esta nota la publicamos el sábado pasado en el blog!”, pensó más de uno. No era una idea especialmente original como para que sólo se nos haya ocurrido a nosotros, eso está claro, pero la recopilación que hizo Rodrigo fue sin dudas muy completa. Tanto así, que la gente de Perú.21 no dudó en citarnos en el mencionado artículo. Gesto que agradecemos, más allá de que en la edición electrónica del diario no incluyan el hipervínculo de ley, una práctica que sigue siendo costumbre en los diarios locales.

Otro lapsus que pudimos notar, fue lo que parece ser el rezago de un “copy & paste”:

La ciudadela también aparece en algunos exteriores de La manzanita del diablo (1990) y en Mejor es Túpac Amaru (1984), cinta sobre la vida del cacique revolucionario.

Tomado del original:

Mejor es Tupac Amarú (1984), reconstrucción de la vida del cacique revolucionario, donde también se usó a la ciudadela como escenario de la historia.

Pasa en las mejores familias. Así y todo, gracias por leernos.

Artículo anterior
Mi amiga Lizzy
Artículo siguiente
Woody Allen comienza a rodar en Barcelona

4 comentarios

  1. 10 de julio de 2007 at 14:53 — Responder

    hahahaha q buen descubrimiento lo de peru21 ah!

  2. joisos
    10 de julio de 2007 at 18:27 — Responder

    he revisado el artículo y no veo que nombren a cinencuentro. O sólo eso fue en la versión impresa?

  3. 10 de julio de 2007 at 19:24 — Responder

    Si, en su web dicen:

    “La cinta de aventuras, producida por Paramount y dirigida por Jerry Hopper, también contó con la actuación de Yma Súmac, quien no vino a Machu Picchu sino que actuó en los estudios sobre unos fondos en slides ampliados, como indica cinencuentro.com.”

  4. joisos
    13 de julio de 2007 at 10:55 — Responder

    sí sorry, después de enviar mi comentario me dí cuenta de mi error. Slds

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

El efecto Machu Picchu: de los blogs a la prensa