El jueves se inicia el Festival de Lima, pero en la cartelera nacional -para quienes no podrán ver las películas que el festival ofrece- el cine comercial mantiene su oferta. Esta semana nos trae Hotel sin salida (Vacancy, 2007), una historia de suspenso con fuertes dosis de tensión, fetichismo, gritos y sorpresas, todo dentro de una habitación de hotel.

Kate Beckinsale, la chica bella de Serendipity y la sensual vampiro de Inframundo, comparte roles con uno de los galanes de moda, Luke Wilson, en una historia oscura donde ambos serán los protagonistas de la próxima película de tortura que prepara el dueño del hotel donde se han alojado, después que su auto pinchara una llanta. La cinta, dirigida por Nimród Antal -desconocido en el circuito americano ya que trabajó casi siempre en Hungría- se estrena este jueves 2 de agosto.