Dir. Juan Alejandro Ramírez | 41 min. | Perú

Festival de Lima: Sección Oficial Documentales

La cinta peruana Alguna tristeza venia precedida de la expectativa que despierta el trabajo de uno de los documentalistas peruanos menos difundidos, pero más personales con los que cuenta el panorama nacional. Pero, a pesar de tener un filme de Juan Alejandro Ramírez con todas sus señas, o quizás por ello mismo, no termina de convencer.

Juan Alejandro comienza a condensar pensamientos y experiencias personales, jugando en su clásico estilo con la imagen registrada en cámara lenta o acelerada, la música incidental, las fotografías ampliadas y la voz en off, para llevarnos a través de sus razonamientos, en apariencia dispersos hacia una definición personal de lo peruano, donde la identidad nacional es un limbo de inacción, de no poder prever el futuro paralizado por las frustraciones de las derrotas pasadas.

El tema se desarrolla a partir de la anécdota de la derrota futbolística en las Olimpiadas del 36, en Alemania, y a partir de ahí, recorre viajes y amistades del autor, como también la relación con su padre. Pero estos hechos se sienten impostados en la reflexión de una voz en off esquemática, cansada y sin entonación que quita interés a lo narrado. La declamación desvirtúa lo personal en la cinta. Alguna tristeza queda por detrás de Muy lejos de aquí la que sigue siendo, en mi opinión, el mejor trabajo de Ramírez.