Twin Peaks: el fuego camina conmigo (1992)

Twin Peaks: El fuego camina conmigo Twin Peaks: Fire Walk with Me
Dir. David Lynch | 135 min. | Francia – USA

Intérpretes: Kyle MacLachlan (Agente especial Dale Cooper), Sheryl Lee (Laura Palmer), Ray Wise (Leland Palmer), Chris Isaak (Agente especial Chester Desmond), Kiefer Sutherland (Sam Stanley), Mädchen Amick (Shelly Johnson), Moira Kelly (Donna Hayward), David Bowie (Phillip Jeffries), Miguel Ferrer (Albert Rosenfield), David Lynch (Gordon Cole), Heather Graham (Annie Blackburn), Pamela Gidley (Teresa Banks).
Guión: David Lynch y Robert Engels.
Edición: Mary Sweeney.
Música: Angelo Badalamenti.
Fotografía: Ronald Víctor García.

Asiento que es necesario ver la serie televisiva “Twin Peaks” para disfrutar al máximo la cinta Twin Peaks: El fuego camina conmigo, de David Lynch. Y aunque consiento esto sin siquiera haber visto dicha serie, debo decir que el placer de disfrutar esta gran película ha sido completa y aterradoramente genial. Y recomendable, claro. En esta ocasión, la experimentación y la aberración audiovisual de Lynch alcanzan los límites de la enajenación cinematográfica trazada en su ópera prima del largometraje, Eraserhead (1977), pero a diferencia de esta, con un excelente manejo de los colores para reflejar las diversas y deformadas perspectivas que la conforman.

Twin Peaks: El fuego camina conmigo

Se trata de una película rarísima, de esas bien extrañas, pero indudablemente fascinantes. Todo comienza con la aparición del cuerpo sin vida de Theresa Banks (Pamela Gidley), flotando en el río Wind, en Washington. Para conocer su opinión sobre este extraño caso, el agente del FBI Gordon Cole (David Lynch) solicita la ayuda al detective Chester Desmond (Chris Isaak), y con esto ya sabemos que se trata de la precuela de la serie televisiva, fundamental para develar toda la trama de esta. Con esta cinta, Lynch pretende revelar el porqué del autodestructivo comportamiento de Laura Palmer (Sheryl Lee), implicando los daños sádico sexuales que su padre, Leland Palmer (Ray Wise), le propinaba a través de un ser diabólico llamado Bob, el cuál se habría posesionado de su cuerpo.

Seguramente Twin Peaks: el fuego camina conmigo es la película más enigmática y controversial de David Lynch. Y no sólo por contener símbolos y acertijos visuales tan espeluznantes y pesadillescos como los que ostenta, sino que además por ser, según varios exclamaron en su tiempo, un arrebato destructivo de la monumental saga que mantuvo despierta la perspicacia de ansiosos espectadores a comienzos de los años 90. Tal es el poder que causó el trabajo de Lynch, después de la inminente cancelación de la serie, que ha provocado las opiniones más disímiles entre los fanáticos de la serie y de la filmografía de este gran director. Claro está que, con el paso del tiempo, Twin Peaks se ha transformado en una joya de culto, y hasta nuestros días es innegable la riqueza que contiene sus escenas, y los recónditos y lóbregos secretos que oculta.

Twin Peaks: El fuego camina conmigo

Hay momentos en que Lynch se supera a sí mismo en la tarea de crear aires turbulentos, los mismos que oscuramente amoldan los escenarios donde el realizador sitúa a sus personajes. Tal es el caso de aquella escena donde Laura Palmer acude a una fiesta underground con el tono protervo presente en la luminosidad rojo oscura, la interminable música de perversas notas sonoras, y la edificación ambiental de imágenes humanas practicando sombrías torturas sadomasoquistas de fondo. En aquella toma, Laura repara en la gravedad de los acontecimientos cuando Donna Hayward (Moira Kelly), su mejor amiga se ve envuelta en las garras de aquel deplorable mundo al que irremediablemente Laura ya pertenecía. Con esto Lynch crea un contraste perfecto entre el bien y el mal, el mismo tópico que utiliza siempre para señalar que no todo lo que parece perfecto lo es. Ya saben, ha hecho lo mismo en Terciopelo azul o Carretera perdida, pero nunca tan bien como en la película que nos ocupa ahora.

Si bien, es casi imposible describir Twin Peaks: El fuego camina conmigo sin tener que aludir a la saga y a todas las referencias que se desprenden de aquel vasto y complejo mundo creado por David Lynch y Mark Frost, aisladamente, se puede obtener lo indispensable para elogiar a este gran trabajo cinematográfico. Analizando este filme sólo como uno más de la extravagante filmografía de Lynch, resulta incluso más atractivo que comprender la obra a través de la perspectiva que se apega a la serie televisiva.

Twin Peaks: El fuego camina conmigo

Tomando en cuenta esto, sólo atengámonos a criticar la película escrita por el director y Robert Engels, y no los detalles que van más allá de ella. Los actores en lo general están bastante bien; un vasto elenco -sin tomar en cuenta a los demás actores que aparecen en las famosas escenas eliminadas– que se desenvuelve sin estropear la línea arcana de la cinta, especialmente Sheryl Lee, quién se entrega al personaje de Laura Palmer, con una disturbada personalidad oculta que se entremezcla afinadamente con la trama. Incluso Lynch interpreta uno de los papeles claves, resultando bastante interesante su propuesta del jefe sordo de detectives. Inolvidable también es la actuación del camaleón del rock, David Bowie como Phillip Jeffries, quién interpreta una de las eventuales apariciones más bizarras de la cinta y del cine en general.

David Lynch siempre hace uso de una misma metáfora en casi todas sus películas, una parábola que nunca aburre al espectador. Las múltiples perspectivas que, si bien giran siempre en el mismo tono, están tan bien retratadas que el contraste automático resultan muy bien logradas en su totalidad. Me refiero a la carcasa de falsa perfección en la que se sumergen los personajes, y que confunden al espectador tomando en cuenta el pleno conocimiento que se tiene de la familia americana promedio. Esto es un símbolo más de pureza que al desplegarse los acontecimientos se destroza por completo, y Lynch, como si fuera plasticina, deforma y amolda inficionadamente el desarrollo de la trama.

Twin Peaks: El fuego camina conmigo

Siguiendo con esta hipótesis, invito a los lectores que sientan curiosidad por ver esta tremenda película, a que no duden en hacerlo sólo por no poseer los antecedentes adecuados que proporciona la serie. Está claro que Lynch realizó esta película como un proyecto opcional a quienes habían seguido la famosa saga de televisión, no cabe duda de eso. Sin embargo, y lo que quizás Lynch no consideró, era que al transformar en película una idea opcional para el buen entendimiento de la serie, iban a aparecer admiradores que sin importarles una pizca el material televisivo, se enamorarían de la atractiva perversidad de Twin Peaks: El fuego camina conmigo.

Artículo anterior
Nuevo aviso para TV de Cloverfield
Artículo siguiente
El Top Ten (+ 2) del 2007, de Blanca Vázquez

5 comentarios

  1. Alberto
    19 de diciembre de 2007 at 20:39 — Responder

    Yo tuve la oportunidad de verla, es sencillamente genial, lastima que la pelicula no tuvo tanto impacto como la serie en sus tiempos.

    Lo mejor son las multiples interpretaciones que puedes tener de la historia y porsupuesto, el gran final, lleno de un sentimiento y una gran carga que realmente mueve al epsectador

  2. Will Saenz
    20 de diciembre de 2007 at 10:28 — Responder

    Resulta increible que en Perú nunca hayamos podido ver ni la serie ni esta cinta, que recuerdo que en Chile se llamó Twin Peeks: La Película. Sin embargo a los que quieran acercarse a ella este mes chequeen sus guías de cable ya que está rotando por Europa Europa (Canal 75 de Cable Mágico). Un Saludo

  3. 20 de diciembre de 2007 at 18:15 — Responder

    Gracias Will Saenz por el dato. De hecho, allí mismo, en el Europa Europa, tuve la oportunidad de apreciar esta demente y genial película. Dicho sea de paso, recomendarles que vean de vez en cuando las opciones de Europa Europa, es un canal súper bueno con varios clásicos disponibles por apreciar. Saludos ;-)

  4. […] del terror, La noche del cazador, Cabo de miedo (1962), El bebé de Rosemary, La profecía (1976) y Twin Peaks: El fuego camina conmigo, entre otras […]

  5. axel david dahua peña
    10 de enero de 2009 at 18:11 — Responder

    mas peliculas porfavor

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Twin Peaks: el fuego camina conmigo (1992)