Los dos actores se encuentran por primera vez en esta película policial en la que, cual nuevo Serpico, el buen agente (Edward Norton) se encontrará dividido entre sus deberes profesionales y los personales tras la sombra de la corrupción. Colin Farrell se convertirá en su camarada de dudosa reputación y la elegante Jennifer Ehle en su sufrida hermana. No será muy original pero el tema siempre es potente y bienvenido en las demasiado azucaradas carteleras. Cabe recordar que, últimamente, las tramas siniestras son las favoritas de Farrell quién viene de protagonizar Cassandra’s Dream de Woddy Allen. Mientras que Norton se apresta a convertirse en el nuevo Hulk.

Acá los dejamos con el afiche de Pride and Glory:

(Vía Blog de cine)