No puedo ir al cine en Lima (Norte)

Cinemark en la calle

Estoy en Los Olivos. Es fin de semana. Quiero ir al cine. Quiero ver las películas más premiadas. Las de Oscar. American Gangster se estrenó hace 3 semanas y ahora solo se puede ver en el Jockey Plaza, en Larcomar, en Caminos del Inca y en una antigua sala en San Martín de Porres. Ok, digamos que “se me pasó”. Busco más opciones. La recién estrenada y super-esperada No Country for Old Men es una imperdible para mí. si no la veo en los próximos días no voy a estar tranquilo. ¿Dónde la puedo ver? Otra vez, en el Jockey, en Alcázar, en Primavera, en Larcomar, en El Pacífico y en la siempre querida San Miguel, que es la sala que me queda más cerca. Qué más hay. Expiación. La dan en las mismas salas que No Country… y en Jesús María y Caminos del Inca. Nada por mi zona. Entonces será Gone, Baby, Gone. La dan en las mismas salas, además en La Molina y en San Juan de Miraflores (lecheros los del sur). El resto, que se joda. Michael Clayton, ya la ví, pero tampoco la dan en las salas de Lima Norte. Hannibal podría ser la única, última opción, premio consuelo para habitantes del pujante cono norte. ¿Qué decido? ¿Ver las películas que sí están disponibles en Los Olivos y distritos vecinos? Cloverfield (yala), Mañana te cuento 2 (paso), 27 bodas (¿?), Terabithia (¿doblada al español?, no gracias). Prefiero coger el DVD y terminar de ver esa película que dejé en “pausa” por ponerme a revisar el listín en El Comercio.

Consideremos además que estoy hablando de un puñado de películas, ni siquiera están en el bolo Juno, Sweeney Todd, Eastern Promises o Away from Her, por mencionar otras “oscarizadas” que quizá, algún día, quién sabe, lleguen a (las mismas) salas comerciales. Si ya de por sí la oferta de la cartelera en Perú es limitada, ésta además se restringe a la capital, y dentro de ella a ciertos distritos. Esto es algo que me vengo preguntando desde hace un tiempo. ¿Es que acaso el nivel de cultura cinematográfica de, digamos, los limeños de San Isidro, Surco o San Miguel es tal que pueden apreciar esas películas que los limeños de Independencia, Los Olivos o Comas no? ¿Será, como decía Pinglo, que “los seres no son de igual valor”? ¿O quizá todo esto sea parte de un bien articulado plan para hacer de Lima una ciudad carretera, donde para ver una película en fin de semana debes tomar tu bus y esperar 30 minutos o una hora hasta llegar a un “céntrico” centro comercial?

Mañana, luego del trabajo (en San Isidro), me tocará salir corriendo al Cineplanet San Miguel (los precios del Alcázar son ridículos, y en Risso solo dan Clayton) y ver las películas que no pude ver el fin de semana, con tranquilidad, sin apuros, sin tráfico, sin stress. ¡Quién te manda a vivir tan lejos pues!

Artículo anterior
Links de la semana, al 17 de febrero
Artículo siguiente
Una clase de cine con Jaime Rosales (I)

54 comentarios

  1. Rodrigo Portales
    Rodrigo Portales
    21 de febrero de 2008 at 14:12 — Responder

    A los interesados en indagar en el tema de las politicas de distribución de las “majors” de Hollywood, y por ende en el criterio de programación de las salas, les recomiendo que den una leída a los siguientes artículos:

    A raiz de los parches impuestos por UIP a “La mujer de mis pesadillas”, el critico Christian Wiener lanza algunas conclusiones:

    http://porlanuevaleydecine.blogspot.com/2007/11/censura-quin-le-pone-el-cascabel-al-len.html

    Ricardo Bedoya reseña y recomienda un libro de reciente aparición sobre el tema:

    http://paginasdeldiariodesatan.blogspot.com/2008/02/lo-tomas-todo-o-no-tienes-nada-la.html

    Javier Porta Fouz, critico de El Amante, da luces sobre el asunto, tomando como ejemplo el lanzamiento en Argentina de “El código Da Vinci”:

    http://www.elamante.com/index.php?option=com_content&task=view&id=423&Itemid=0

    El tema da para más, y en la red hay muchísima información al respecto. Será motivo para futuras notas, y para más intercambio de opiniones con los lectores, por supuesto.

    Servidos

    Rodrigo

  2. Jose Luis
    21 de febrero de 2008 at 16:01 — Responder

    Gracias Rodrigo por esos links, pero no me explican como Mañana Te Cuento y Rambo ocupan el 50% de las salas de Lima…

  3. Mario
    22 de febrero de 2008 at 0:19 — Responder

    Laslo: No hay nada más inútil a un debate que buscarle tres pies al gato. Cuando yo afirmo con total seguridad es obviamente porque la cinta 1) ya tiene un distribuidor y 2) resultará rentable traerla. Los distribuidores serán todo lo malignos que quieran pero no son idiotas y menos para ganar plata, entonces:

    Es de esperar que se estrenen las candidatas al Oscar? Sí.
    Existe piratería de estas candidatas antes de su estreno? Sí
    Muchos de tus lectores, con la excusa de que no se puede esperar o de que el cine les queda lejos, solventadas por este medio, compraran piratería en lugar de ir al cine? Sí
    La menor asistencia a las salas determina un menor número de copias o incluso la ausencia de algunas cintas? Sí
    Es contradictorio hacer campaña para la exhibición de un tipo de películas y a la vez validar excusas para justificar la piratería de este tipo de películas? Evidentemente.

    Johan: La opción moral de la que hablo es precisamente individual y están demás las elucubraciones sociales. Miles de compradores de piratería son perfectamente capaces de esperar el estreno en salas o pagar los 5 soles extras en el cine, al igual que lo hago yo.
    No lo hacen en parte por dárselas de “pendejo criollo” como dice Laslo, pero sobretodo porque así pueden gastar menos en cine y más en otras cosas.
    No hay nada que me obstaculice a mi, de otra parte, ir sin correr ningún riesgo a comprar piratería como muchos y entonces gastaré menos y veré antes las películas. Lo único que me lo impide es precisamente una elección ética personal y nada más.

    Lo que al parecer deberíamos debatir es si lo que tú llamas “medios que existen para contrarestar tal situación” no resultan ser justamente los que la están agravando año a año. O en serio piensan que con más piratería se incrementan las posibilidades de mejorar la Cartelera?

    Saludos a todos,

    PS. Por cierto no existen “derechos relativos” que se apliquen para unos placeres sí y otros no. Eso sí es una tontería.

  4. Mario
    1 de marzo de 2008 at 13:52 — Responder

    Un dato adicional sobre lo que está pasando con la cantidad de copias que se traen. Lo que sigue es tomado de Boxofficemojo.com, además de los ingresos semanales y acumulados se publican la cantidad de pantallas y el ingreso promedio de cada sala:

    1- The Water Horse (36 pantallas; $5156 US$ por pantalla)
    2- Rambo (27 pantallas; $3609 pp)
    3- Sweeney Todd (17 pantallas; $3871 pp)
    4- Mañana Te cuento 2 (30 pantallas; $2109 pp, en su segunda semana con un respetable acumulado de $316,886)
    5- 27 dresses (17 pantallas; $2539 pp en 2da semana)
    6- The Bucket List (14 pantallas; $2361 pp en 3ra semana)
    7- There Will Be Blood (8 PANTALLAS; $2440 pp)
    8- Cloverfield (23 pantallas; $795 ya de salida en 4ta semana)
    9- No Country for Old Men (6 PANTALLAS; $2387 pp en 2da semana)
    etc…
    Los datos corresponden a Perú semana del 24 de febrero, en pleno fin de semana del Oscar.

    Nótese que There Will be blood, que bien pudo haber ganado, se estreno en sólo 8 pantallas, mientras que The Water Horse, la huevada del dinosaurio creo, se estrena en 36 esa misma semana.

    Patético? Injusto? Seguramente. Pero los ingresos por pantalla parecen darle la razón a los exhibidores: mientras las 36 pantallas del dinosaurio obtuvieron $5156 cada una, la cinta de Anderson apenas $2440, menos de la mitad, en cada una de sus escasas 8 salas, y con toda la publicidad que puede dar la premiación. La misma ganadora “No Country…” con solo 6 pantallas hizo un poco menos y alcanzó $2387 por pantalla.

    Para pensarlo dos veces, no?

    Saludos a todos

  5. 1 de marzo de 2008 at 17:18 — Responder

    Buenos datos Mario.
    Para nuestros lectores, la informacion proviene de esta pagina, Box Office Mojo.

    Ahora, pensandolo dos veces: mencionan “pantalla” (screen) como unidad de medicion absoluta. Los que vamos a ver al cine There Will be blood, o No Country…, y en general las peliculas de relativo interes, sabemos que estas son programadas en las salas más pequeñas del local. En Cineplanet San Miguel suelen ser las del 3er piso o las ultimas del pasillo, de igual forma en Cineplanet Norte y Alcazar. ya somos caseritos de esas salas. Las salas mas grandes, “estadio”, cine-bar, son reservadas para los dinosaurios, rambo, MTC2, y demas.

    Estandaricen sus métricas, y seguimos mirando los numeritos.

  6. Daniel Velasquez
    1 de marzo de 2008 at 17:54 — Responder

    Bueno, siguiendo con las películas tontas, por ejemplo la del tonto dinosaurio, tienen gran aceptación en el público, no tanto porque sean films buenos, sino que son las únicas que pueden ver los niños. Y estos evidentemente no entran solos, están allí los padres o los abuelos, por lo que se necesitan salas más amplias. Dile a tu hijo que te pide ir al cine, que no hay nada bueno…

    Así me he soplado un montón de películas estúpidas, casi como una tortura, contribuyendo a las frías estadísticas.

  7. Mario
    2 de marzo de 2008 at 15:41 — Responder

    Bueno, en realidad la pantalla no era la unidad de medida standard sino el ingreso en US dólares(con T/C señalado). Como el ingreso por pantalla sólo es un promedio resulta irrelevante el tamaño de la sala, en todo caso una sala grande con “No Country…” sólo se verá “más vacía” y tendrá un menor porcentaje de ocupación (para perjuicio del exhibidor no del distribuidor).

    Es cierto lo que dice Daniel, la cartelera “de guardería” goza de buena salud en el Perú porque el niño pide ir al cine, pese a que sin duda existe la copia pirata de la película. Lo que yo me pregunto es si los cinéfilos no podrían comportarse como “niños” y “querer” ir al cine para ver aquellas pocas películas buenas que están disponibles en las salas. Cómo puede haber un cinéfilo que ante la misma película prefiera verla en un televisor hoy a ir a una sala mañana por ahorrarse 5 soles? A esta persona hay algo que le interesa más que el cine, la chela, una bembos más grande, que sé yo, pero cinéfilo no es.

    Ni el mismo Cinencuentro está de acuerdo en el valor intrínseco de ir al cine que un niño sí intuye. Para Johan no se puede “cambiar el espectáculo” de una sala de cine y acto seguido Portales hace una apología de las proyecciones de dvd (¿?).

    El asunto acá está que no se puede estar de acuerdo en ambas posturas cuando a más dvd de “Juno”(inclusive si fueran originales para no retomar el tema de piratería) menos público en las salas para “Juno” y pasado un umbral al que llegamos hace rato, pues ni siquiera valdrá la pena traerla o en todo caso se traerá una sola copia.

    Saludos a todos,

  8. 2 de marzo de 2008 at 16:40 — Responder

    No es irrelevante. Si quieren dar numeros más exactos deben consignar un promedio ponderado por tamamño de sala. No es lo mismo 36 salas estadio, que 8 salas pequeñas.

    Luego asumes que una funcion de “No Country” tendra una sala “más vacía”, pero si vas al cine veras que la sala pequeña se llena con este tipo de peliculas tan promocionadas. ¿Cuanta gente se quedo sin ver esa funcion por falta de espacio? ¿Lo suficiente como para llenar una sala grande? No lo se. Sera cuestion que se atrevan a probarlo. Sino, seguiremos especulando.

    Dices: “A esta persona hay algo que le interesa más que el cine, la chela, una bembos más grande, que sé yo, pero cinéfilo no es.”
    Efectivamente, cinefilos somos otros. Los que si “queremos” ir al cine como “niños” =D

    A continuacion sacas de contexto dos ideas, la de Johan y la de Rodrigo. No se contraponen, se complementan. Renegar del avance del DVD (del original y del pirata) es absurdo. el temor tuyo, que la proyecion en DVD de una pelicula perjudique su proyeccion en cine se da solo cuando dicho estreno se retrasa, se cancela indefinidamente, o nunca se tiene en cuenta. El DVD es la mejor opcion que tenemos, y como van las cosas, seguirá ganando terreno, para bien o para mal.

  9. Daniel Velasquez
    3 de marzo de 2008 at 12:15 — Responder

    Laslo ni en las salas más pequeñas de los mejores cines encuentras ahora películas interesantes. Este fin de semana busqué en toda la cartelera limeña “Expiación, deseo y pecado” que tiene muy buena crítica. La sacaron, no está en ninguna sala y apenas se estrenó el 14 de febrero. Solo 2 semanas, como si se tratara de una mala película.
    Me parece increíble… ahora sí tendré que comprar el DVD.
    ¿Alguien sabe de sus estadísticas por las salas limeñas?

  10. 3 de marzo de 2008 at 15:23 — Responder

    Daniel, si vives cerca de San Isidro puedes ver Expiacion en Elcine PUCP, a precio promocion 5 soles.

  11. Daniel Velasquez
    3 de marzo de 2008 at 16:39 — Responder

    Laslo, muchas gracias, iré a verla mañana. ¡Qué buen dato!

  12. Dreampicker
    16 de abril de 2008 at 18:01 — Responder

    Es como un circulo vicioso: ¿hay audiencia? hay sala. Luego, no hay publicidad, ¿cómo va a haber audiencia?

    Vivo en Lima Norte y estoy harta de ser tratada como una analfabeta, inundada por peliculas comercialonas, solo por que la creencia de que “eso no se va a ver” pesa sobre nuestros cines. Estoy harta de tener que “viajar” hasta san miguel para ver algo decente.

    Lo siento, no es cuestión de estadísticas, solamente.

    D.

  13. Ana
    19 de marzo de 2009 at 14:10 — Responder

    Lo mismo pasa en Huancayo con Cine Planet, estoy esperando dede hace mucho tiempo ver Quisiera ser Millonario y La Teta asustada, y me doy con la sorpresa, que solo se van exibir en Lima, es injusto T_T, solo llegan peliculas monses, como que ya no me quito las ganas de ir al cine, mejor me compro un video pirata xD

  14. Michael
    10 de julio de 2009 at 15:37 — Responder

    Este comentario va para los administradores de cineplanet.
    yo soy una persona que le gusta el buen cine(de todo un poco), un fin de semana programe una salida muy especial con mi esposa y pense terminar el recorrido con una pelicula divertida en mi cine preferido.
    Despues de cenar en Wong (trato excelente, felicitaciones!!)nos fuimos a ver una pelicula en 3D en cineplanet, el problema fue cuando fuimos a buscar butacas, despues de muchos intentos encontramos una, pero la “señora” del costado nos indico que estaban ocupadas, despues nos dimos con la sorpresa que esta “señora” estaba reservando como 6 asientos……..mi pregunta es ..¿se pueden reservar hasta 6 asientos?…….acaso no es uno libre de elegir el lugar donde desea sentarse….no me parecio y regresamos al asiento que habiamos encontrado.
    Lo que si me parecio muy mal de parte de la señorita del cine, en vez de ubicarnos en otro ASIENTO LIBRE, no hizo respetar nuestra elecciòn y permitio que las demas personas de la sala nos faltarán el respeto, ademas se porto de mala manera como si nosotros fueramos unos delincuentes y trato de votarnos de la sala.
    Mi esposa se sintió muy mal y no salimos de la sala porque a mi esposa le choco tanto que nos tratarán de ese modo que no podia ni caminar.
    Trate de que mi esposa pasará un lindo día y gracias a su personal de la sala 07 de cineplanet San Miguel(se supone que son gente más educada), ese dia nunca se podrá olvidar por lo mal que termino.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

No puedo ir al cine en Lima (Norte)