Butacas de la Filmoteca de Lima en venta

Butacas de la Filmoteca de Lima en venta

Mientras esperamos que la Filmoteca de Lima, ahora adquirida por la PUCP, abra sus puertas como antaño, es decir con un ciclo permanente y de alta calidad, el Museo de Arte de Lima (MALI), que albergaba al viejo templo cinéfilo, da la última estocada a toda la nostalgia que se podía sentir por él, al anunciar la venta de las butacas del auditorio. Los asientos en que otrora los cinéfilos de toda Lima -así lo permitía su ubicación central- disfrutaron obras clásicas y contemporáneas, numerosas de reciente data, amplias retrospectivas, muestras de remotas cinematografías, el Festival de Cine Europeo, “lo mejor del año”, y muchos otros ciclos fundamentales, se encuentran ahora al alcance del mejor postor, o si quieren del nostálgico amante de cine.

La decisión de la venta de las viejas butacas responde a la remodelación del ambiente, que continuará utilizándose para actividades culturales tras su reapertura. El MALI ha brindado la primera opción de compra a los miembros del Programa Amigos del Museo (PAM), quienes ya han reservado varias butacas desde la presente semana. El público en general puede adquirir las restantes hasta el lunes 28 de abril, en estricto orden de llegada.

El costo de cada butaca es de $50.00, y como oferta, las compras mayores a 5 localidades pueden recibir una rebaja de $5.00 por unidad.

Como en las mejores tiendas, las antiguallas pueden adquirirse al contado, con tarjeta débito o crédito VISA, o a través de depósito bancario a las siguientes cuentas:

  • Banco Interbank – Cuenta dólares: 006 – 0000348290
  • Banco de Crédito – Cuenta dólares: 191 -0835435 – 1 – 46

Faxear el voucher al 331-0126

El MALI atiende de lunes a viernes, de 10 a.m. a 1 p.m. y de 2:30 p.m. a 6 p.m.
Mayores informes llamando al 423-4732, anexo 228

¿Qué podemos decir desde aquí? Arriar nuestra bandera de luto por la vieja sala, y decirles: aprovechen antes que se agote.

Artículo anterior
Disney anuncia una "ola" de documentales ecológicos
Artículo siguiente
Conferencia sobre el cine digital y lo virtual, por Ricardo Bedoya

8 comentarios

  1. baudelaire
    22 de abril de 2008 at 18:00 — Responder

    50 que? lucas o cocos? el signo que pusieron no está muy claro que digamos

  2. Gabriel Quispe
    22 de abril de 2008 at 18:17 — Responder

    Son dólares.

  3. baudelaire
    22 de abril de 2008 at 18:50 — Responder

    JUAT? Dolores? No pues, tampoco es la filmoteca de Paris, olalá, con eso me compro un buen mueble para dos eprsonas en la Av Venezuela, que cosa? a los hombres…..

  4. Lourdes Vásquez
    22 de abril de 2008 at 23:17 — Responder

    já! que buena Baudelaire. Sí pues, its insane.
    Entiendo todo el tema de la nostalgia más aún tratandose del recuerdo que deja el cine, pero si las butacas estan viejas, tienen que remodelarse si o si pues, no hay otra.

    Disculpen pero no compraría una butaca vieja, menos a ese precio.

  5. Daniel Velasquez
    23 de abril de 2008 at 3:11 — Responder

    No tengo donde ponerla asi me la regalen… ¿fija en el piso de la sala?, ¿en un patio?, ¿comprar una? Las butacas en venta solo tienen un brazo, por eso deben comprarse en conjunto. Estas son para los auditorios… si no las venden, podrían donarlas a algún colegio nacional que las necesite a gritos.

  6. Will Saenz
    23 de abril de 2008 at 9:41 — Responder

    Bien dicen “Salga lo viejo, que entre lo nuevo”, más uno siempre se pondrá nostálgico de cómo ya no quedan de aquellas viejas salas donde aprendimos a ser cinéfilos, que ahora sólo proyectan estrenos en nuestros sueños…

    De algún modo este tema de las butacas me trajo a la cabeza lo que no hace mucho leí en un Somos, una nota que me hizo esbozar una sonrísa, era sobre el querido Cinematógrafo de Barranco, mencionaban que habían reparado sus viejas butacas. Y esas butacas, que los acompañaban desde el primer día (allá por 1988) las habían adquirido del desaparecido cine Palermo, cuyo local, me parece aún subsiste sin mayor cambio (al menos externamente) en una esquina de Jesús María. Viejo cine que sólo conocí de vista, dejó de proyectar cintas mucho antes de que yo abriera los ojos por primera vez, pero lo mágico es que una parte suya sigue latiendo como corazón transplantado dentro de otra máquina de sueño, como sí nunca se hubiera ido.

    Igual, espero que la vieja Filmoteca (O Ex-Filmoteca) abra pronto y renovada y siga siendo una Isla de la Fantasía para aquellos que buscamos algo más que la oferta ordinaria de películas.

  7. HERMILIO BRAÑEZ
    14 de agosto de 2008 at 10:09 — Responder

    Necesito saber si tienen todavia las butacas en venta.

    Gracias necesito unas 200 como minimo.

  8. jorge
    3 de febrero de 2009 at 6:08 — Responder

    quisiera saber si todavía hay butacas en venta porque estoy interesado, espero una pronta respuesta, atte, jorge v. r.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Butacas de la Filmoteca de Lima en venta