Paul VerhoevenLuego de su regreso con la efectiva Zwartboek (La lista negra, El libro negro), una visión descarnada de la segunda guerra mundial, el ya veterano cineasta holandés Paul Verhoeven, al borde de los 70 años, estaría preparando una nueva resurrección de Cristo. El proyecto aún sin nombre pretende ser una versión realista de la pasión, es decir desmitificando los milagros y sus sucesos “heroicos”, como la traición de Judas.

Si a la hermosa y espiritual The Last Temptation of Christ de Martin Scorsese la tacharon de hereje y sacrílega, ya nos podemos ir imaginando la sarta de frases y reclamos que esta idea puede desatar. Algo que caracteriza al holandés es precisamente su afán de narrador duro y poco concesivo. Violencia y no poco atrevimiento tiene toda su filmografía desde la recordada Turks fruit hasta sus filmes hollywoodenses como Robocop y Basic Instinct.

Difícilmente podrá desarrollar ese proyecto en Estados Unidos, pero mientras se cocina tal empeño ha optado por retomar su carrera en ese país con Azazel, un thriller histórico, actualmente en preproducción, que se ambienta en la Rusia de 1876 y desenvuelve una conspiración terrorista a partir de la investigación policial de una muerte. La protagonista será Milla Jovovich.

(Vía Filmstalker)