Uno de los segmentos más populares del programa nocturno de la tele gringa Jimmy Kimmel Live! es aquel que tiene como protagonista a Guillermo. Él es un guardia de seguridad, o sea guachimán, cuya única gracia es, seguro ya lo adivinaron, hacer de él mismo: el estereotipo del latino-en-EEUU a quien le basta con su sola presencia y su ridículo acento para justificar su sketch en el programa. Esta semana, Guille se puso angry y se enfrentó a Edward Norton, el nuevo Hulk. Vale como un previo a “El Especial del Humor”:

Extra: Otra gracia, a propósito del estreno de la nueva película del hombre verde, Batman y Hulk discuten sobre sus respetivas franquicias.