gene-hackman

El último filme en que ha actuado el gran Gene Hackman, Welcome to Mooseport, es de hace cuatro años, y parece ser que el ganador del Oscar por Contacto en Francia y Los imperdonables está cerca del retiro definitivo. Luego de esa comedia, en la que dio vida a un ex presidente norteamericano que quiere ser alcalde de una pequeña localidad -antes fue un mandatario en ejercicio en Poder absoluto de Eastwood-, adelantó en el programa de Larry King que no tenía proyectos futuros, y ahora lo ha reafirmado en una nueva entrevista, en la que confiesa que el quehacer del cine ya le resulta muy estresante y no tiene intención de seguir.

Hackman se ha dedicado en los últimos tiempos a escribir novelas, junto con el explorador submarino Daniel Lenihan. La dupla de vecinos y amigos ha publicado tres libros: Wake of the Perdido Star (1999), relato de aventura a inicios del siglo XIX; Justice for None (2004), drama policial de un veterano de la Primera Guerra Mundial en Illinois en los años 20; y la reciente Escape from Andersonville: A Novel of the Civil War, que se ambienta en la Guerra de Secesión y narra la odisea de un capitán de la Unión por rescatar a sus soldados presos en Georgia.

A los 78 años, el actor valora la libertad del oficio literario, en el que sólo cuentan los puntos de vista de Lenihan y el suyo, lo que permite un mayor control sobre lo que quiere decir y hacer, a diferencia de las múltiples dependencias en el negocio del cine. Por lo demás, ha seguido con su costumbre de no prestar mucha atención a los comentarios críticos de su trabajo, tal como ha hecho en su trayectoria escénica. Finalmente, a la vez de anunciar el avance de un cuarto libro, Hackman subraya una regla elemental que no siempre es cumplida: que se escriba sobre lo que realmente motiva al autor. “Write what’s in your heart. To be fulfilled as a writer, you have to write something that you care about.”, concluyó.