val kilmerEn medio de la convaleciente New Orleans, y los dimes y diretes entre su director y su creador Abel Ferrara, continúa la producción del remake de Bad Lieutenant. Esta historia oscura, brutal y lírica por donde se la mire, va completando su tripulación con los más dispares elementos. Primero fue la propia presencia del alemán Werner Herzog para la realización y de Nicolas Cage como protagonista. Poco después, la obsesión de muchos, Eva Mendes también fue confirmada como la compañera de los vicios y delirios del teniente en cuestión.

Ahora dos nombres más parecen confirmados para este proyecto. Por un lado esta el trajinado Val Kilmer, héroe y villano en una que otra película de diversa envergadura, que parece buscar una oportunidad para tentar el prometedor espacio que vislumbró con la melena y los contoneos de Jim Morrison. Mientras que el rapero-actor Xzibit estará listo para poner el rostro duro que manda la tradición del cine criminal.

Poco a poco este proyecto ha ido confirmando, o más bien ampliando, las muchas dudas que se nos delataban en la media sonrisa desde que conocimos la noticia. Herzog ha repetido (muy a su estilo y replicando al no menos incendiario Ferrara) que se tratará de otra película, absolutamente distinta. No pocos podemos dar fe del talento de este hombre clave en el resurgimiento del cine alemán y de los horizontes excéntricos, y muy propios que alcanzó su carrera. Pero tratándose de su primer ingreso directo en la industria (y considerando que sus ficciones no son lo que eran antes), más corruptora que otra cosa últimamente, nos permitimos la desconfianza.

Como surge esta oportunidad, colocamos otro momento notable (“sublime” diría Brunito) de la versión original protagonizada por un Harvey Keitel en tour de force.

(Vía Cinematical)