Parece broma, pero ante tantas “revisiones” no deja de ser inquietante esta noticia. Según The Hollywood Reporter, el alucinado cineasta alemán Werner Herzog haría una parada por Hollywood para rodar nuevamente la sucia, viciosa y lírica película que el notable Abel Ferrara dirigiera en 1992 con un monumental Harvey Keitel como protagonista.

Según el productor Avi Lerner, la producción empezaría en julio teniendo a Nicolas Cage como nuevo Teniente corrupto. Prometen además que será una versión todavía más cargada y obscena. Veremos hasta qué punto lo consiguen y también hasta dónde llegará la mencionada participación de Herzog. Ha habido otros casos en los que las conversaciones con directores meticulosos y exigentes quedaron en eso, en simples conversaciones. Basta recordar apenas el caso de David Cronenberg, anunciado para varias cintas de terror y suspenso desde Bajos instintos 2 hasta la versión norteamericana de la española Los cronocrímenes.

Mientras aguardamos novedades de este curioso proyecto, démosle una mirada a ese notable filme de los 90. La valla está colocada muy alta por el personal y brutal universo del neoyorquino Ferrara:

(Vía Cinematical)