Prestos a capitalizar cualquier paja o pelusa en el horizonte, los estudios de Hollywood también le darán su rápida mirada a la reciente crisis financiera. El experimentado productor Edward R. Pressman se encuentra moviendo cielo y tierra para realizar una secuela nada menos que de Wall Street, aquella mirada crítica de Oliver Stone sobre el bastión capitalista y que fuera protagonizada por Michael Douglas y Charlie Sheen en 1987. Para ser exactos, hace un año se informó de este intento de continuar la historia del despiadado Gordon Gekko con el título provisional de Money Never Sleeps (El dinero nunca duerme). Tal propuesta estuvo tan fría al salir que no tuvo mayor trascendencia. La cosa ha cambiado radicalmente en esta semana luego de la catastrófica jornada en las bolsas internacionales. Sin perder más tiempo, Pressman ha convocado al guionista Allan Loeb para que vaya dándole forma a la nueva intriga que tendría como corolario estos sucesos.

A grandes rasgos, la secuela nos contaría la lucha del mefistofélico Gekko por regresar a las lides bursátiles, luego de cumplir su tiempo en prisión por las jugadas en las que involucró al sentimental Bud Fox, que en la película original era interpretado por Sheen. Veremos si Douglas acepta involucrarse en esta idea que no suena mal, pero igual se le sale el oportunismo por todos lados. ¿Pero cuántos casos como éste nutren el imaginario cinematográfico? Hasta los más excelsos incluso. Esperemos un poco para saber en qué quedan las especulaciones al respecto. Sólo queda recordar que el productor Pressman también se ha ganado varias pifias cinéfilas con el remake de Bad Lieutenant, que se viene rodando con Nick Cage de protagonista.

wall-street

Gordon Gekko estaría de vuelta para dictar cátedra en Wall Street

(Vía First Showing)