Oliver StoneHace un tiempo les informamos sobre este singular proyecto en el que la historia de la recordada película de 1987 tendría una continuación ambientada en la época inmediatamente previa a la actual crisis financiera. Este proyecto que tiene el título provisional de Money Never Sleeps (El dinero nunca duerme), ya tiene director. Señoras y señores, la Twentieth Century Fox ha anunciado que se trata nada menos que del propio Oliver Stone.

Aparentemente los últimos arreglos del guión fueron lo bastante atractivos para convencer al fustigador cineasta a volver sobre ese retrato de la élite capitalista. Pero no solo Stone regresa sino también Michael Douglas en su papel de Gordon Gekko. Como recordarán, la primera película concluía con el inicio de las acciones legales que anunciaban su caída. Esta segunda película nos lleva veinte años en el futuro, cuando Gekko ya ha purgado 14 años de prisión y a su salida intenta rehacer su vida como autor de libros sobre finanzas. Pero el personaje irá revelando su escéptica mirada sobre el mundo de la bolsa de este siglo que se le hace en un engendro distinto al que conoció. Así también conoceremos a su nuevo discípulo, interpretado por Shia LaBeouf, un ambicioso y prometedor corredor de bolsa al cual Gekko apoyará como antes lo hiciera, desde su trono, con el Bud Fox que interpretaba Charlie Sheen. Solo que el móvil de sus acciones será por encima de todo el recobrar el cariño de su hija, la cual está casada con el personaje de Shia.

La historia suena interesante, tal vez se trate de un retrato decadentista mucho más ambicioso que el original. Solo esperemos encontranos con el Stone más narrador de mano fuerte, que del complaciente recopilador de datos y efectismos. Esa fue al forma en que se nos presentó ese contundente retrato de la vida social y económica de los Estados Unidos en los años ’80. Greed is good.

(Vía /film)