Charlie Sheen

Wall Street, el dinero nunca duerme es la primera secuela que Oliver Stone ha realizado en una trayectoria de cuarenta años.

Luego de un lustro en la corte y ocho años en prisión, Gordon Gekko vuelve a la calle en el emblemático 2001 –el de la caída de las Torres Gemelas–, completamente solo y con unas cuantas pertenencias, entre ellas un teléfono celular de dimensiones ladrillescas.

El salto temporal que lleva al 2008, nos sitúa en la ambivalencia de una paulatina recuperación de su fama y el desastre familiar con un hijo suicida y una hija distante, Winnie, quien es novia de un talentoso asesor financiero, Jake Moore, que aún no define su proceder en los predios mercantiles y hace que el vínculo amoroso esté amenazado por las sombras del pasado.

Esta semana se han dado a conocer a los nominados al premio que otorga La Academia de Artes y Ciencias de la Televisión de Estados Unidos y entre ellos podemos …

Prestos a capitalizar cualquier paja o pelusa en el horizonte, los estudios de Hollywood también le darán su rápida mirada a la reciente crisis financiera. El experimentado productor Edward R. …

Back