El sabor de la sandía (2005)

la-saveur-de-la-pastequeLa Saveur de la pastèque

Dir. Tsai Ming Liang | 114 min. | Francia – Taiwán

Intérpretes: Kang-sheng Lee (Hsiao-Kang), Shiang-chyi Chen (Shiang-chyi), Yi-Ching Lu (madre), Ian McShane (Tai Lung), Kuei-Mei Yang (actriz porno taiwanesa), Sumomo Yozakura (actor porno japonés)

El sexo es mostrado no como una manifestación de goce y placer, sino más bien de rutina y repetición mecánica de diversas poses y maniobras casi gimnásticas. Al igual que el aburrido sonar de los pasos, escuchamos el chapoteo de los cuerpos y los resoplidos de los actores que no llegan a alcanzar el frenesí que se podría imaginar en estas aguerridas sesiones. No faltan toques de ironía, como el recurso a la masturbación utilizando las dichosas sandías y los casi infantiles quejidos orientales que acompañan tales ejercicios.

la-saveur-de-la-pasteque-2

Un ardiente verano tropical en Taiwán sorprendió a su población en medio de una fuerte escasez de agua; aunque, felizmente, hubo sobreproducción de las siempre refrescantes sandías. Este dato argumental, aunque presente y reiterado, tiene poco que ver con lo que vemos en la película; a saber, las peripecias de un equipo de productores de filmes pornográficos sudando la gota gorda para grabar escenas de sexo convenientemente sazonadas (mejor dicho, embadurnadas) de jugo de sandía. Y para ponerlo más arbitrario, el tratamiento del director Tsai Ming Liang combina largos tiempos muertos con secuencias de musical no de Broadway, sino de Barrio Chino; mezcla que establece el ritmo de la cinta.

Siguiendo una estética minimalista, el filme transcurre en exteriores o en unos cuantos ambientes interiores en anónimos edificios. Su toma favorita son largos pasillos en los que escuchamos retumbar monótonamente los pasos de algunos de los solitarios protagonistas. Otras escenas morosas son las caminatas en parques y veredas con ocasionales momentos donde vemos dormir plácidamente al personaje principal, un actor porno. Otro conjunto de secuencias son las de sexo explícito durante el rodaje de estos calientes videos, cuya intensidad va in crescendo, llegando a agotadoras escenas de necrofilia y felación. Asimismo, el director emplea ciertas tomas en contrapicado para escenas de descanso en la cama tras agitadas jornadas sexuales o parsimoniosos encuadres donde destacan puertas o paredes que encajonan a los personajes.

la-saveur-de-la-pasteque-3El sexo es mostrado no como una manifestación de goce y placer, sino más bien de rutina y repetición mecánica de diversas poses y maniobras casi gimnásticas. Al igual que el aburrido sonar de los pasos, escuchamos aquí el chapoteo de los cuerpos y los resoplidos de los actores que no llegan a alcanzar el frenesí que se podría imaginar en estas aguerridas sesiones. No obstante, el último episodio, de sexo oral, sí llega a simbolizar la imposibilidad de la relación de pareja, mostrando a ambos protagonistas en ambientes distintos. Tampoco faltan toques de ironía, como el recurso a la masturbación, utilizando las dichosas sandías y los casi infantiles quejidos orientales que acompañan tales ejercicios.

Y así llegamos al centro mismo de la obra, la soledad que aqueja a sus fatigados protagonistas. Mediante estos elementos, Tsai Ming Liang alcanza a generar un comentario audiovisual muy convincente sobre el vacío que rodea a sus personajes y la sombra de angustia que se deja entrever en los escasos pliegues que deja este relato lineal e irónico sobre la vida contemporánea. Las escenas musicales llenas de colorido, disfraces y parafernalia chinesca, comentan en sus textos las vicisitudes y paltas de los personajes. Estos episodios oscilan entre lo naif y lo carnavalesco.

De esta forma, también, la estética minimalista integra elementos procedentes de formatos audiovisuales disímiles que, sin embargo, logran plasmar una visión muy personal –aunque superficial– de la vida en una sociedad satisfecha.

Artículo anterior
Tráiler de "Peur(s) de noir", miedos salidos del cómic
Artículo siguiente
Roland Kickinger es el nuevo T-800 en "Terminator Salvation: The Future Begins"

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

El sabor de la sandía (2005)