Los amantes de los videojuegos lo deben recordar con bastante aprecio. Max Payne, el investigador, shooter en primera persona, llega al cine encarnado por Mark Wahlberg, un actor que le sabe dar a sus personajes violentos un matiz interesante, como en este caso. Para la cinta, la aventura de Payne girará en torno a los tópicos comunes de estas sagas: corporaciones maliciosas, policías corruptos, mafias sangrientas, venganzas y una dosis de ciencia ficción. Este tráiler extendido pretende convencer que la cinta estará por encima de otras adaptaciones de videojuegos (recuerden las nefastas cintas de Uwe Boll). Pero más parece un Constantine reloaded. ¿Qué dirán los gamers?

(Vía Las horas perdidas)