María Gracia Bisso egresó de la Universidad de Lima y se fue a estudiar una maestría en la West of England University en Bristol. Allí aprendió no sólo el proceso de crear personajes, ambientes y objetos animados, sino también la teoría que acompaña este detallado proceso. De regreso en el Perú trabajó con la productora Alpamayo Entertainment, creadora de Piratas en el Callao, Dragones, destino de fuego y Valentino.

Reciente ganadora en el FESTIANIMA 2008, Bisso nos presenta Ceda el paso, un corto animado de temática local que refleja a partir de la interacción de cinco personajes los distintos puntos de vista para enfrentar el día a día y lo provechoso que puede resultar un día si es acompañado de buen humor. Con ese mismo buen humor, María Gracia cuenta en esta entrevista sobre su corto, que ha ganado además el Filmocorto de la PUCP, el proceso de trabajo, el desarrollo de la animación en el Perú y la importancia de la teoría dentro del proceso animado.

Has hecho tu corto como proyecto final de un curso. ¿Cómo llegas a Inglaterra a estudiar animación y en qué se basaron estos estudios?
Yo apliqué a varias universidades, entre ellas, algunas en Europa y otras en Estados Unidos. Al final, por cuestiones como duración de la carrera, cursos, países, etc., me decidí por la Universidad West of England porque tenía una currícula que no sólo se basaba en aprender una técnica de animación sino explorar todas, además de conocer la historia y toda la teoría. Aparte, la currícula estaba dividida en semestres que se ordenaban en función a la creación de un cortometraje, y tenía cursos orientados a cine y narrativa, y creo que ese fue uno de los atractivos más fuertes para mí, ya que yo siempre quise estudiar cine.

Tu corto está hecho en MAYA, explícanos qué diferencias tiene ese software con el 3D MAX, que es el software de mayor empleo aquí en Perú.
Hay muchas discusiones acerca de las diferencias entre estos dos programas, pero ahora que Autodesk es dueño de los dos softwares, ha aplicado al 3D MAX cosas que antes eran exclusivas de Maya. Para mí, el 3D MAX es mucho más didáctico, si es que se quiere aprender 3D es mucho más fácil empezar con este programa. Maya, en cambio, es un software mucho más “industrial”, y es el que usan generalmente las grandes empresas de producción de películas porque es muy amplio y “customizable”, por decirlo así.

Parece hecho en 2D, casi una caricatura. ¿Por qué decidirte por ese tipo de realización?
Mi objetivo en el cortometraje era mezclar las técnicas del 2D y 3D. Primero, está el toon shader, que es el material que les da a los modelos ese look 2D y después están los objetos creados en Flash como las flechas, los globos de diálogo, las malas palabras, etc. Y esto sirvió para lograr esa mezcla de lo tradicional y lo moderno. Además, yo quería plasmar en el corto los colores de Lima en un día de verano (sino todos hubieran sido plomos), y en mi arte conceptual tenía dibujos con mezclas de naranjas, rojos y amarillos, entonces decidí que quería conservar estos tonos para reforzar la personalidad alegre del protagonista y para separar las escenas y el humor de este personaje, ya que cuando comienza el día los colores son amarillos claros y cuando se encuentra en medio de todos esos insultos el paisaje es rojo, para simbolizar su estrés e impotencia. Finalmente se recobra el color amarillo, ya que el personaje decide no hacer caso a los antagonistas de la historia.

El corto se basa en una historia cotidiana, de un personaje en las calles de una ciudad. Digamos “de una factura simple” ¿Cuánto tiempo lleva la realización de un trabajo así?
Tiene mucho que ver el tipo de historia que vas a hacer con el tiempo de realización, sin embargo el hecho que sea una historia cotidiana no implica que el tiempo vaya a ser corto. Al contrario, cuando se hace una animación en 3D hay que tener en cuenta cuántos personajes vas a necesitar, cuántos escenarios, qué texturas, qué modelos, etc. En el caso de mi corto, tengo cinco personajes, lo cual es mucho ya que cada uno de ellos tienen que pasar por las etapas de modelado, rigging, skinning, blend shapes y texturizado. Además, tuve que modelar cuatro vehículos, además de casas, árboles, semáforos, etc. Se tuvieron que hacer muchas pruebas para que el toon shader trabaje bien y los contornos no fallen. Finalmente, en lo que sí ahorré tiempo fue en el render, ya que esos materiales no son tan pesados, y por lo tanto no consumen tanto tiempo para renderear.

Es además una historia muy localista, qué percepción tuvo cuando lo mostraste fuera del Perú.
La primera vez que le conté a mi tutor la idea sobre un carretillero que recoge desperdicios para reciclarlos, él no lo podía creer. Allá les pareció muy rara ésta profesión y fue por eso que el personaje tuvo tanto atractivo. De repente, no se identifican tanto con una persona así porque nunca la han visto, pero me aseguré de mostrarles videos de carretilleros, específicamente les interesó el de uno motorizado que les sorprendió mucho ya que pudieron apreciar a lo que me refería con “viveza” peruana. Finalmente, creo que este corto tiene mucho más impacto en Perú por el hecho de que aquí comprendemos totalmente cómo es una persona así y a muchas más que tienen una profesión que surgió de la informalidad pero es igual de respetable que otras.

¿Dónde más has mostrado el corto? ¿Ha tenido otras participaciones, irá a otros festivales?
Lo he mostrado en España, Inglaterra y Chile. Próximamente va a tener apariciones en Italia y Argentina.

María Gracia Bisso

Hemos conversado que hay una tendencia a nutrirse sólo de técnica en lo que animación se refiere acá en el Perú. ¿Qué tan importante es para ti la teoría y el contexto?
Es muy importante, ya que viendo referencias es que uno se inspira, y a partir de estudiar el contexto uno puede aportar una idea original y de repente algo que no se ha hecho nunca. Además, hay una teoría “escondida” detrás de la animación, que por haber sido por muchos años una carrera no tomada en serio, está actualmente, por lo menos en el Perú, dejada atrás. Para mí es muy importante saber sobre la historia de la animación y su teoría, y es una pena que en Lima no se pueda encontrar suficiente material sobre ella, por ejemplo en las librerías donde es muy raro si te encuentras con un libro de este tema.

Enseñas en una nueva escuela de animación ¿cómo ves el interés por la animación en lo poco que llevas enseñando, que posibilidades de crecer como animadores acá?
Definitivamente hay mucho potencial pero creo que se debe poner más empeño en especializar a estos estudiantes en vez de darles un panorama general del software. Más que eso, sería importante y un gran suceso en Perú, ya que no hay ninguna institución dispuesta a esto todavía, añadir a la currícula cursos que incluyan historia y principios de animación.

Has visto los filmes animados peruanos ¿cuál ha sido para ti el más logrado?
Me gusta el trabajo de Percy Kiyabu (Alter Oz) y Jossie Malis (Bendito Machine). Es muy interesante cómo en técnicas animadas distintas los principios son los mismos, y en ambos cortometrajes se hace un buen uso de estos. Además los guiones son geniales.

Conoce más de la realización del corto en su blog.

Foto: Mary Panta