gran-torino

Aunque la expectativa es cada vez más creciente por el estreno de Changeling, Clint Eastwood ya viene rodando su anunciado segundo proyecto a estrenarse también este año (fácil que lo cumple). Gran Torino es una película sobre la cual se guarda mucha reserva. Las especulaciones giraban alrededor de que sería una película en la onda de Harry el sucio y demás policiales de los que gustaban al autor hace años. Clint ha soltado algunos datos entre los que destaca su regreso al protagonismo en el papel de un veterano de guerra y renegado hombre, pasando tal vez por una última aventura junto a un muchacho y al modelo setentero que da título al filme. Todo esto suena bastante a una mirada final de sus recordados personajes de Any Which Way You Can o Pink Cadillac. Ambas películas extrañas rutinas de acción que, sin ser dirigidas por él, ya exhibían esa órbita que caracterizaría al gran cineasta norteamericano. Por cierto, el rodaje de Gran Torino se viene desarrollando íntegramente en Detroit.

(Vía Las horas perdidas)