Aunque sabemos que la gran mayoría de la comunidad cinematográfica norteamericana es demócrata, no deja de ser un delicioso ejercicio el imaginarse a algunos de sus miembros aportando a la campaña opositora no sólo su voto sino también sus marcas de estilo, colores o técnicas de actuación. Eso es lo que vemos brevemente en este experimento que cruza los mensajes anti Obama del candidato republicano en medio de tres falsos spots. Uno al estilo tenso y vólatil de John Woo; otro con los geniales buenos para nada del cine de Kevin Smith; y finalmente una rareza geek como buen filme de Wes Anderson. Premio si sacan el de Lynch y el de Brakhage.

(Vía The Movie Blog)