Como para que den inicio a un relajante fin de semana, los dejamos a continuación con un avance más de lo que nos traerá la primera temporada de estrenos del 2009. Se trata de My Bloody Valentine, el remake de la película gore que se ganara una buena cantidad de fanáticos alla por 1981. Tal cual una película de John Carpenter, esta historia tramaba la aparición de un asesino serial por obra y gracia de una venganza, un pecado compartido por varias de las potenciales víctimas cuyos miembros caían y fluidos corrían a lo largo del metraje como misma exaltación colorida del día de San Valentín. Aunque esta por verse si las cuotas de transgresión siguen intactas o no en esta nueva versión, por lo menos representará un nuevo placer culposo para las parejas que se animen a adelentar su día con este espectáculo tan desaforado como lo puede ser la pasión muchas veces.

(Vía Dread Central)