En estos últimos días viene sonando el nombre de Michelle Williams para el Oscar. El motivo es su actuación en Wendy and Lucy, una película independiente dirigida por Kelly Reichardt (Old Joy). Williams es la Wendy del título, una chica que viaja junto a Lucy, su perrita, con la esperanza de conseguir un empleo del verano en Alaska. Pero el trayecto será mucho más penoso y revelador de lo que se imaginaba.

Presentada sin mucha repercusión en el Festival de Cannes, esta película -a estrenarse limitadamente el 10 de diciembre- ha despertado favoritismos de todo tipo y que hacen dudar si realmente le están otorgando méritos a la actriz o a la esforzada madre que ha sido acaparada por las lentes de cientos de paparazzis. En todo caso, aquí tienen el tráiler que luce típicamente indie, con ciertos aires a la recordada Sin techo ni ley de Agnès Varda.

(Vía First Showing)