Tráiler de “Muerte en la granja”, lo que faltaba: ¡ovejas asesinas!

Si ya otros animales más inofensivos habían sido convertidos en predadores del cine, ¿por qué no le había tocado su turno a las ovejas? Esa es la simpática pregunta que en un momento se hizo el director y guionista neozelandés Jonathan King. Fue así que unió sus afanes humorísticos de grueso calibre con la vena de desenfrenado gore, heredadas ambas de su compatriota Peter Jackson, y se animó a realizar esta ocurrente aventura en la cual las lanudas criaturas que abundan en su isla son convertidas -tras un fallido experimento- en unas bestias sedientas de sangre humana. Muerte en la granja (Black Sheep), realizada el 2006, es de esas películas que garantizan diversión como pocas. No por nada el mismo Jackson le dio su visto bueno y algunas facilidades para su distribución (compartida por la Icon de Mel Gibson). Tal vez le recordó mucho su primera época con Bad Taste o Braindead. Los dejamos con el tráiler de esta cinta estrenada en el Perú esta semana:

Artículo anterior
El remake de "Oldboy" vuelve a sonar, pero de la mano de Spielberg
Artículo siguiente
Antonio Banderas alista pinceles y demás para un biopic de Salvador Dalí

4 comentarios

  1. Bass
    7 de noviembre de 2008 at 21:36 — Responder

    Esta pelí salió en DVD pirata hace más de un año y medio, es un entretenido bodrio. ¿Quien dice que las películas malas no pueden ser divertidas?

  2. Javier
    8 de noviembre de 2008 at 0:59 — Responder

    Jajajaja!! Ya he muerto de risa sólo con el trailer!

  3. 9 de noviembre de 2008 at 10:23 — Responder

    Que buenos “estrenos” nos mandan las distribuioras..

  4. […] de corte no tan familiar en realidad, el director Jonathan King, el mismo de la divertidísima Muerte en la granja (Black Sheep), ha realizado un remake con algo más de recursos y toda la posibilidad de […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Tráiler de “Muerte en la granja”, lo que faltaba: ¡ovejas asesinas!