Siete almas (2008)

sevenpounds-posterSeven Pounds
Dir. Gabriele Muccino | 123 min. | EE.UU.

Intérpretes: Will Smith (Ben Thomas), Rosario Dawson (Emily Posa), Woody Harrelson (Ezra Turner), Michael Ealy (Hermano de Ben), Barry Pepper (Dan), Elpidia Carrillo (Connie Tepos), Robinne Lee (Sarah Jenson), Joe Nunez (Larry), Bill Smitrovich (George Ristuccia), Tim Kelleher (Stewart Goodman), Gina Hecht ( Dr. Briar)

Estreno en Perú: 8 de enero de 2009

Con todas las pilas puestas tras el éxito de En busca de la felicidad, el italiano Gabriele Muccino se vuelve a unir a su estrella Will Smith y se manda a rodar otra historia sentimental pero con algo de trampa. Durante toda la proyección, las preguntas alrededor de este misterioso personaje y sus motivos, son las que activan rápidamente el interés del espectador. No estamos una narración con rumbo claro como en la película anterior sino en una que trabaja el suspenso y los giros incluso en su intención de hacer de este un retrato emotivo a la par que vamos viendo a Ben interactuar con sus elegidos.

seven pounds 4

Con todas las pilas puestas tras el éxito de En busca de la felicidad, el italiano Gabriele Muccino se vuelve a unir a su estrella Will Smith y se manda a rodar otra historia sentimental pero con algo de trampa. Esa fue la fórmula de su película anterior que vendía la crónica de superación personal con algo de las triquiñuelas y manipulaciones emotivas, tal y como la han entendido muchos cineastas de generaciones recientes al ver los mecanismos de su propia tradición neorrealista. No es de extrañar que aquella película se hiciera de un lugar en los premios de la academia y en los corazones de muchos espectadores. En ese sentido, los fanáticos de este dúo podrán disfrutar de cabo a rabo con esta nueva colaboración. Con Seven Pounds se superan a si mismos en los terrenos complicados del melodrama y el retrato del hombre contemporáneo sometido a un doloroso despertar del cual intentará expiarse vagando alrededor de siete almas a las que brindará cuidados y regalos como hada madrina.

seven pounds 5Desde el saque la idea nos llama a la desconfianza. Nos podemos imaginar un drama bien intencionado, funcional y aburridísimo al estilo de Pay It Forward, pero las cosas son muy distintas y no precisamente para algo mejor. Los primeros minutos entrecortados y efectistas acrecientan las dudas. Ahí vemos a Ben (Smith) en el momento límite de esta misión auto impuesta y en la cual la cámara se agita como en ninguna otra secuencia. Durante toda la proyección, las preguntas alrededor de este misterioso personaje y sus motivos, son las que activan rápidamente el interés del espectador. No estamos una narración con rumbo claro como en la película anterior sino en una que trabaja el suspenso y los giros incluso en su intención de hacer de este un retrato emotivo a la par que vamos viendo a Ben interactuar con sus elegidos. Inclusive, el director se permite presentarnos al personaje como un Cristo con una sola estrategia e insólita estrategia trazada de antemano, no sin su cuota de sufrimiento y expiación.

Pero lejos de esto, lo más rescatable de la cinta es cuando el tono didáctico de cada encuentro es reemplazado por esos momentos en soledad en los que Ben las asume como parte de una personal terapia que abre las posibilidades más allá de su plan hasta hacerlo dudar con algo tan común, pero tan extremadamente ajeno en esta etapa, como el amor. Esa deseada sensación de ambigüedad llega a ser efectiva en este punto medio en el cual la alternativa de este viaje redentor se presenta como motivo de un reflexión todavía más profunda de sus días de desesperación o de prueba. Permitiéndole vislumbrar “una de estas cosas primero” como canta Nick Drake en determinado momento.

seven pounds 3

El terreno en el que se mueve esta historia es muy resbaladizo, así que los pocos y fugaces instantes en los que podemos ver algún interés, se disipan en medio de una película que asume su categoría de dramón aludiendo a la escena religiosa por excelencia. Mientras que ese viaje penitente se termina concentrando en la relación que Ben establece con Emily (Rosario Dawson), el camino final de esta pasión o vía crucis se desarrolla en una suerte de última cena, en una revelación y un martirio que solo pueden alcanzar el objetivo del perdón ofreciendo lo último y más preciado: la carne y cuerpo para salvación de los demás. Al concluir, y con abrazos reconciliatorios, muchos tendrán opiniones encontradas ante este “espectáculo de los afectos”. Algunos se volverán incondicionales, otros no sabrán como reaccionar ante la suma de todas las argucias dramáticas posibles que cumplió con su objetivo de mantenerte atento y hasta comprometido. Al desaparecer la última imagen se me vino a la mente Zeffirelli y su Campeón. Creo que el veterano realizador italiano puede estar contento de haber encontrado a su sucesor. Por lo menos Muccino se las arregló para hacer uno de los últimos guilty pleasures más memorables.

Artículo anterior
Tráiler de "Rodencia y el diente de la princesa", otra más de Alpamayo
Artículo siguiente
Tráiler de "Alien Trespass", ¡los marcianos llegaron ya!

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Siete almas (2008)