Aún no he visto la última película de David Fincher (The Curious Case of Benjamin Button se estrena en Lima el 22 de enero), pero ya comienzo a recibir algunas primeras impresiones de los que fueron hoy a la función de prensa (habla Anto, Piscoya), o los que ganaron su pase doble en Canal N (habla Manza y cia). Me parece que los comentarios negativos, algo decepcionados, o con poco entusiasmo, son por ahora mayoría; aunque nadie fue tan lejos como llegar a compararla con Forrest Gump. En Funny or Die sí lo hacen, y a las pruebas se remiten. El forresgampismo no muere, solo se transforma:

“It’s Exactly Like Gump, Except No Aids”. Maleados.