claudio mirandaEn estos últimos días el nombre de este director de fotografía viene siendo mencionado por todos tras obtener una de las trece nominaciones a los premios de la academia que ostenta El curioso caso de Benjamin Button. En verdad, gracias a la película de David Fincher, el fotógrafo chileno ya estuvo cosechando diversos reconocimientos entre ellos la nominación a los BAFTA. Y sin duda uno de los mayores atractivos de la película es la laboriosa foto que nos traslada de las calurosas noches y la festividad diurna de Nueva Orleans.

Claudio Miranda llegó a los Estados Unidos con apenas un año de edad y comenzó su carrera a fines de los años ’80 en labores técnicas de electricidad e iluminación. Durante todos los años `90 estuvo afianzando un lugar en esta actividad llegando a participar de varias importantes producciones, entre ellas las primeras películas de David Fincher: Se7en, The Game y Fight Club. Ya en esta década Miranda pudo inciar actividades serias como director de fotografía en diversos proyectos menores (cortometrajes y comerciales), background suficiente para que sus cualidades llamarán la atención de la industria. Su primera experiencia como director de fotógrafía en un largometraje fue con Failure to Launch, la comedia que protagonizaron Matthew McConaughey y Sarah Jessica Parker en 2006.

Ahora nuevamente trabajando con Fincher y Brad Pitt, Miranda parece consolidarse en el medio hollywoodense como muy pocos especialistas de orígen latinoamericano en el medio. Ese es el caso de los mexicanos Emmanuel Lubezki y Rodrigo Prieto, por ejemplo. En todo caso con el gran favoritismo hacia la película sobre Benjamin Button, Miranda corre con grandes posibilidades de ganar la estatuilla dorada, a pesar de que tiene como competenicia a recorridos talentos como Chris Menges y Roger Deakins.

(Vía Onoff)