BAFICI 2009: Cine de República Checa, Argentina, Chile…

Nick and Norah

Hoy sí fue un buen día, con sorpresas agradables en las pelis que pudimos ver, aunque esto no significó que hayan sido las que quisimos ver. La cola para las entradas para acreditados la comenzamos desde temprano, pero igual no impidió que algunos títulos que nos interesaban de antemano no hayan estado disponibles. Lamentablemente, no pude sacar ticket para Waltz with Bashir de Ari Folman. Su documental animado sobre el conflicto en el Líbano está recomendadísimo. A buscar una nueva función próximamente. Otra que este servidor no pudo ver hoy fue Pansy Division – Life in a Gay Rock Band. En este documental, Michael Carmona nos muestra la vida y obra de Pansy Division, una banda punk gay (sí, eso existe) que “alteró el mundo del rock” desde su formación a principios de los ’90s. Hay que ver la forma de conseguir entradas.

Comenzamos entonces con las funciones gratuitas para prensa. Seleccione, por una recomendación confiable, otro documental. René, de Helena Trestiková (quien se encuentra presente en el festival), es el seguimiento durante 20 años que le hace la directora checa a René Plásil, un delincuente que vive más tiempo en la cárcel que en las calles de la República Checa. Plásil aparentemente tiene una forma distinta de entender el mundo y la libertad, y termina siendo dominado por sus imperfecciones. Increíblemente, René reingresa constantemente a las cárceles de Europa Oriental por delitos menores (en su gran mayoría robos de cantidades ínfimas), y nunca termina de adaptarse a esas contadas oportunidades de “rehacer” su vida fuera de la prisión. Trestiková es su única amiga en el mundo exterior, e incluso llega a presentarse como una suerte de mecenas cinematográfica, pero ante su más completa indignación, René no puede con sus demonios y se enquista en los malos hábitos.

La siguiente función cabe en lo que se suele llamar un “feliz accidente”. Resulta que habíamos planeado ver Mami Te Amo, de Elisa Eliash. Una vez instalados en la cola, voluntarios del BAFICI se dispensaron con nosotros comentándonos que había problemas técnicos con dicha cinta (aunque rumores indican que no han llegado copias de tal filme al festival) y que su exhibición iba a demorar algunos minutos. La espera nos desesperaba, por lo que optamos por otra película, y elegimos Entrenamiento Elemental para Actores, y fue un completo acierto. Martín Rejtman y el director teatral Federico León han elaborado una comedia disparatada, que en un poquito más de una hora acomete contra la pose del actor de cine y teatro, burlándose de sus técnicas, en las que un profesor les enseña a un grupo de niños (y posteriormente a sus padres) cómo volverlos unos profesionales de la actuación de pies a cabeza. Las risas de los espectadores fueron continuas en el Hoyts, y sería muy bacán que llegue a Lima.

La nanaAl toque nomás, pasé a otra sala, esta vez ya con un ticket, para ver una película de Michael Cera que no le conocía hasta hoy: Nick and Norah’s Infinite Playlist. Filme adaptado a la pantalla por Peter Sollet, en el que nuevamente la indie + relaciones vuelve a surtir efecto (aunque en este caso, para mi gusto, tiene un mejor acabado que en la sobrevalorada Juno). Sin embargo, debo decir que el buen Michael viene haciendo el miiiiiismo papel desde Arrested Development, pero cuenta con la simpatía suficiente como para no saturarnos y logra una buena química con Kat Dennings (a quien ya viste en 40 Year Old Virgin y The House Bunny). Bishop Allen y Devendra Banhart tienen sus respectivos cameos, y la música juega un papel importantísimo en la cinta, que resulta ser bastante entretenida, y menos pretenciosa que la de tu amada Ellen Page.

Luego nos tocó dejar a un lado lo ligero y pasar a lo más formal. En la sala Leopoldo Lugones, en el décimo piso del Teatro General San Martín, cuadra 15 de la avenida Corrientes, exhibieron un par de cintas de Jean Eustache. Los títulos eran Le Cochon y Les Photos D’Allix, aunque yo sólo podía permanecer en la sala para el primero puesto que ya tenía otro ticket separado para una función en otro local. Le Cochon (o El Cerdo) trata sobre el sacrificio de este animal para la preparación de un plato como parte de un ritual pueblerino. Lo que hace Eustache es mostrarnos el sacrificio, desmembramiento, preparación y consumo del cerdo, todo dentro de un ambiente exclusivo de hombres. Con el perdón de los puristas, más allá de los aciertos del filme, despertó en mí un hambre atroz. Pero lo tuve que dejar más adelante.

Media hora y 2 Subtes después, llegué a Atlas Santa Fe. En la sala 1, se exhibía La Nana, película chilena de Sebastián Silva, que se apoya en la espléndida performance de Catalina Saavedra como Raquel, una empleada del hogar de una familia pudiente chilena, que expande sus conflictos personales y emocionales hacia las personas para las que trabaja, afectando incluso su propia salud. Una rara mezcla de situaciones cómicas con drama sicológico, que intenta ir más allá del análisis de extractos sociales y conductas tipo. Antológicas esas broncas episódicas entre empleadas, en las que destaca una celebrada pelea con otra nana peruana. El público aplaudió la cinta, y también debería figurar entre las candidatas a exhibirse en Lima en un próximo festival local.

Repito, a pesar de uno que otro inconveniente en la adquisición de boletos, fue un buen día en cuanto a las cintas que vimos. Esperamos que las que veamos mañana estén igual de agradables. Al menos durante la mañana. Luego, Iron Maiden en Vélez, y ahí estaré, hell yeah!!!

Artículo anterior
"La teta asustada" y Magaly Solier ganan en el Festival de Guadalajara
Artículo siguiente
Che: Guerrilla (2008)

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

BAFICI 2009: Cine de República Checa, Argentina, Chile…