Financistas alarmados por “Up”

Up

En un reciente artículo del The New York Times, diversos analistas bursátiles están divulgando ciertos temores que muchos empresarios tiene por la nueva película de Pixar, y en general, por la forma en la que trabaja la compañía del excéntrico John Lasseter. En sus informes de expectativas hacia esta productora de animación asociada a Disney, dejan en claro su opinión de que cada vez más vienen realizando películas “sin la intención de reventar la taquilla”. Es un mensaje en claro tono de crítica. El analista Richard Greenfield, rebajaba las acciones de Disney el mes pasado, citando como motivo las pobres perspectivas de Up, de cara a la taquilla. “Dudamos de que los más jóvenes se muestren interesados”, escribió, quejándose de la falta de una protagonista femenina. “La gente parece bastante inquieta por esta película”, explica Chris Marangi de Gabelli & Company. Doug Creutz, de Cowen and Company afirma de que “hay preocupación porque, a pesar de la filmografía de Pixar, cada filme parece ser menos comercial que el anterior”.

Esta alarma no es tan justificada por el lado de la taquilla, puesto que cada cinta de Pixar se sucede en récords de ganancias, incluso siendo tan arriesgadas en sus propuestas la mayoría. Sin embargo, el asunto es más comprensible por el lado del merchandising, el gran negocio que se mueve alrededor de lo cinematográfico: juguetes, ropa, y demás souvenirs. Por ejemplo, Target y Wal-Mart ya han anunciado que reducirán sensiblemente el merchandising de Up, mientras que Thinkway Toys, encargada de hacer los muñecos de todas las producciones de Pixar desde Toy Story, no producirá un solo juguete. El motivo es simple: ¿quién querría como motivo principal la figura de un anciano con bastón?

Disney ha lanzado un comunicado en el que su director ejecutivo Robert A. Iger dice que “lo primero que queremos es hacer grandes películas. Y si esa gran película da lugar a una franquicia, seremos los primeros en calibrar este éxito. Una aproximación en plan hagamos taquilla, sólo da lugar a fracasos”, explica. Esta explicación merecería el aplauso de cualquier cinéfilo de no ser por el hecho de que Disney no tiene tanto control sobre Pixar como cabría esperar. Una de las cláusulas en su contrato de adquisición de Pixar estipula que Lasseter posee el control creativo de sus películas. Pete Docter, el director de la nueva cinta del estudio, explica al diario estadounidense que “cuando hacemos películas, las hacemos para nosotros mismos. En ese sentido, somos un poco egoístas”. Con todo, esperemos a ver qué se trae esta curiosa película de viajes en globo. Finalmente, este caso de paranoia debe ser un síntoma de tantos en estos tiempos de crisis

(Vía Las horas perdidas)

Artículo anterior
Axe meets Star Wars
Artículo siguiente
Primeras imágenes de "Tarata", de Fabrizio Aguilar

2 comentarios

  1. 8 de abril de 2009 at 22:32 — Responder

    El mercado y su temor a los viejitos… *sighs*
    Y despues dicen xq Hollywood, y uno esta tan obsecionado con la juventud y la belleza… si hasta nos lo quieren meter por los ojos en material de ‘disney’.

  2. Mitnick
    15 de abril de 2009 at 16:04 — Responder

    Ya me dieron ganas de ver esta pelicula…

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Financistas alarmados por “Up”