Los 80 años de Max von Sydow

max-von-sydow-the-seventh-seal

Uno de los mejores actores del mundo, el sueco Max von Sydow, cumple hoy ochenta años, sesenta de los cuales han transcurrido en el cine y algunos más en la actuación, desde su adolescencia en la ciudad de Lund. Sus primeras apariciones fílmicas se dieron en dos películas de un referente del cine de su país, Alf Sjöberg, Sólo una madre (1949) y Señorita Julia (1951), pero su figura se catapultó por la estrecha colaboración con Ingmar Bergman desde mediados de los 50, con El sétimo sello, El rostro, Fresas salvajes, entre otras obras que podía protagonizar o integrar en un rol secundario, pero con el mismo talante severo y melancólico que se convirtió en su marca personal. Actor versátil, se incorporó a Hollywood paulatinamente a partir de los 60, donde ha hecho de todo, trabajos con Friedkin, Lynch y Woody en su mejor forma, hasta actuar con Sylvester Stallone. A continuación, revisamos parte de su extensa filmografía, que aún continúa hoy, con títulos como El llanto de la mariposa y Shutter Island, la próxima entrega de Martin Scorsese.

El sétimo sello (1957). Como el caballero Antonius Block, quien regresa de las Cruzadas y se topa con una Suecia devastada por la peste. La Muerte lo aborda en persona y él busca ganarle el duelo, proponiéndole jugar una partida de ajedrez, en la que busca también un sentido a su existencia. Premio Especial del Jurado en Cannes.

El rostro (1958). A mediados del siglo XIX, como el hipnotizador Vogler, que junto a su esposa disfrazada de hombre (Ingrid Thulin), su abuela y su ayudante, llegan a Estocolmo para realizar una función de magia, pero algunos escépticos los tratarán como charlatanes.

El manantial de la doncella (1960). En el rol del rey Töre, que desata una venganza familiar por la muerte de su hija Karin, la doncella enviada para hacer la ofrenda de las velas en el altar de la Virgen. Obra ambientada en el siglo XIV que ganó el Oscar como mejor filme extranjero.

La vergüenza (1968). Como Jan Rosenberg, el músico que vive apartado del mundo en una isla con su colega y esposa (Liv Ullman), acostumbrados a la tranquilidad, hasta que una ocupación militar los somete y acusa de ser colaboracionistas con fuerzas rebeldes.

El exorcista (1973). Von Sydow ya había hecho algunas películas en Hollywood, pero sin duda su interpretación del padre Merrin, bajo la dirección de un joven William Friedkin, le ganó un espacio en la historia del cine de horror, en el enfrentamiento con la poseída por el demonio.

Los tres días del cóndor (1975). Como G. Joubert, en el thriller de intriga política de Sidney Pollack, que rodea a Robert Redford de una serie de inquietantes situaciones y personajes, como peligrosas persecuciones y dobles agentes.

Hannah y sus hermanas (1986). Woody Allen nos regaló una de las mejores y más intensas escenas de su filmografía. Von Sydow, como el artista Frederick, y su musa (Barbara Hershey) terminan su relación amorosa.

Pelle, el conquistador (1989). En el rol de Lasse, el hombre maduro que, luego de la muerte de su esposa, a finales del siglo XIX, emigra con su pequeño hijo Pelle a los Estados Unidos en un barco colmado de pasajeros, en un contexto de explotación y miseria. Dirigida por Bille August, se llevó el Oscar extranjero.

Artículo anterior
Sony Pictures lanzará documental sobre el triunfo de Barack Obama
Artículo siguiente
Subastarán la pistola que usó Harrison Ford en "Blade Runner"

1 comentario

  1. […] rodeado de amigotes y féminas. Lo encarna Karl Markovics, un actor con perfil similar al de Max Von Sydow y que, sobre todo en los escasos momentos de comfort de su personaje, recuerda en algunos gestos al […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Los 80 años de Max von Sydow