Falleció Marilyn Chambers: la estrella del porno y la rabia

Marilyn ChambersPoco antes de su cumpleaños número 57 dejó de existir la que fuera una de las estrellas del cine pornográfico de los años ’70. Su cuerpo fue encontrado sin vida en su casa de Los Angeles este domingo, desconociéndose aún las causas. Haciendo algo de memoria, Marilyn Chambers fue una aspirante estrella que tras varios intentos por sobresalir en en la actuación el modelaje optó por ingresar al mundo del entretenimiento adulto que comenaba a tener difusión masiva durante aquellos años. Fue así como protagonizo uno de los clásicos del género: Detrás de la puerta verde, película en la cual añadió a las demás especialidades, impuestas por Linda Lovelace, otros tabúes como la aparición en escenas de sexo interracial.

Pero durante un tiempo Marilyn intentó buscar un espacio dentro del cine no pornográfico. Esa oportunidad llegó de la mano del emergente David Cronenberg quien la convirtió en protagonista de la malsana fantasía sexual de Rabia. El papel se mantenía en el borde de lo libidinoso y lo terrorífico: una mujer sufría un accidente automovilístico y a partir de este se convertía en el centro de un espiral de enfermedad y muerte regulada por una monstruosa cicatriz que cobraba voluntad propia. Con este film de culto bastante restringido concluyó la época dorada de su carrera puesto que ya se avecinaba la era del video y el estilo underground del film no le hizo méritos para acceder al otro cine que siempre soñó. Con todo Chambers fue un icono del cine para no pocos, papel que asumió con sencillez todos estos años que fue celebrada y entrevistada. Aquí la tenemos una vez más en su mejor película:

(Vía La Jornada)

Artículo anterior
"Cuento", Josué Méndez dirige comercial de Sublime
Artículo siguiente
Tráiler de "Antichrist", Lars Von Trier y el horror

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Falleció Marilyn Chambers: la estrella del porno y la rabia