robert capa

Luege de estrenar Enemigos públicos, una película que ha provocado opiniones encontradas en muchos espectadores, Michael Mann, a través de su productora Forward Pass, acaba de adquirir los derechos de adaptación de Esperando a Robert Capa, la más reciente novela de la española Susana Fortes, ganadora del Premio Fernando Lara 2009. Por el momento se sabe que Mann solo estaría desarrollando el proyecto en calidad de productor.

La agitada vida del fotógrafo de guerra, bien daría lugar a más de una película, pero la novela y el proyecto que nace de ella, prefieren concentrarse en un aspecto de su historia en partícular: su relación sentimental y profesional con su colega alemana Gerda Taro. Ambos se conocieron cuando todavía no eran profesionales, de hecho fue con ella que Capa -cuyo nombre real era Ernest Andrei Friedmann- se inventó a sí mismo la identidad de un supuesto fotógrafo de prestigio estadounidense, con el fin de obtener trabajos bien remunerados. La novela describe la intensa vida de ambos artistas y como terminan trasladándose a cubrir la Guerra Civil Española, en la que Gerda falleció arrollada por un tanque.

Llama la atención que últimamente uno de los personajes más célebres del mundo de la fotografía, centenario en el 2013, haya llamado la atención de más de un cineasta en tan poco tiempo. El año pasado les comentamos del estreno de La sombra del iceberg, un documental en el que se cuestionaba uno de los trabajos de Capa durante el conflicto en España: Muerte de un miliciano

(Vía El Mundo)