Conacine ha dado a conocer a la comunidad cinematográfica que, de acuerdo a ley, ha remitido a la Procuraduría del Ministerio de Educación los expedientes de dos proyectos cinematográficos que han incumplido largamente una serie de plazos y prórrogas. Se trata de El inca, la boba y el hijo del ladrón, dirigido por Ronnie Temoche y producido por Perfo Studio SAC, y Sobrevivir en los Andes, de Flaviano Quispe y la empresa Contacto Producciones.

Curiosamente, casi en paralelo, esta semana El inca, la boba y el hijo del ladrón obtuvo una ayuda de The Global Film Initiative a la postproducción. Aunque no oculta su accidentado proceso, es una buena noticia, que ojalá permita a sus realizadores acabar definitivamente la película cuanto antes. Al respecto, la presidenta de Conacine, Rosa María Oliart, en una comunicación adicional, aclara lo siguiente:

En el caso de la película de Flaviano Quispe se pedirá la devolución del dinero pues no ha filmado pero en el caso de El inca, la boba y el hijo del ladrón se pedirá a la empresa Perfo Studio la culminación de la película pues ya hay una inversión tangible del dinero otorgado, ya se rodó y la película está editada.

Es una situación penosa, pues al cine peruano le cuesta mucho conseguir recursos fiscales para financiar las que se lucen como las más auspiciosas películas, por lo que faltar al compromiso asumido con Conacine, el Estado Peruano y la cinematografía en su conjunto, es una falta muy criticable que no debería repetirse, si es que se quiere que la actividad del sector siga creciendo y se consolide. Así como al Estado se le exige el cumplimiento de la totalidad del fondo que debe recibir Conacine, y a éste un manejo transparente de la institución, también hay que hacer lo mismo con las empresas que se benefician del apoyo gubernamental.

Ya existían los antecedentes de Guamán Poma de Ayala, de José Carlos Huayhuaca (devolvió el dinero); Ciudad de M, de Felipe Degregori (regularizó posteriormente); e Imposible amor, de Armando Robles Godoy (se desconoce el desenlace legal), cuyos expedientes también fueron enviados en su momento a la Procuraduría del Ministerio de Educación. Los dos casos nuevos son los únicos que han agotado todos los plazos oficiales sin culminar sus procesos.

A LA COMUNIDAD CINEMATOGRAFICA

El Consejo Directivo del CONACINE en su sesión del día 11 de setiembre del presente, acordó informar al Ministerio de Educación sobre el incumplimiento de los Contratos de Producción de las empresas Perfo Studio SAC y Contacto Producciones, por los proyectos El inca, la boba y el hijo del ladrón y Sobrevivir en los Andes, respectivamente.

El CONACINE lamenta profundamente esta decisión, pero luego de un largo proceso de espera y tolerancia, no puede eximirse de su responsabilidad como organismo público de proceder de acuerdo a la legalidad y responder a la auditoría que el mismo MED realiza sobre el dinero entregado a las empresas ganadoras de los concursos.

Comprendemos que esta medida en absoluto beneficia al cine peruano. Las empresas deben asumir como objetivo y compromiso moral, concluir los proyectos tal como estipulan las bases y el contrato.

Confiamos en que esta situación jamás pueda presentarse nuevamente. Se le hace daño al CONACINE, al estado mismo, a los cineastas, a los gremios, a las instituciones y a las personas que bregan por construir un cine peruano vigoroso y una industria cultural cinematográfica responsable.

Exhortamos a Perfo Studio y Contacto Producciones a continuar haciendo los máximos esfuerzos para concluir los proyectos y así evitar que los respectivos procesos sean aplicados, con su máximo rigor, por la Procuraduría del Sector Público del MED.

CONACINE