el delfinCinco serán las películas de animación que recibirán nominaciones al Premio de la Academia el 2010. La preselección ha dejado una lista interesante y más voluminosa que nunca antes: veinte largometrajes entre los que se cuenta la peruana El delfín: la historia de un soñador. La producción dirigida por Eduardo Schuldt, ha contado como su mayor carta de presentación, el hecho de contar con la distribución de la mismísima Twentieth Century Fox.

La cinta se estaría estrenando para finales de año en Estados Unidos y Canadá, lo cual tendería a favorecer su candidatura, sino fuera porque en esta lista preliminar hay varias otras representantes internacionales que merecen igual atención, eso si no consideramos a las más destacadas aventuras animadas de estos últimos meses, que provienen de la maquinaria hollywoodense.

El cetáceo peruano, arrancado del no menos exitoso libro infantil de Sergio Bambarén, rivaliza con bastante desventaja, con la representante Pixar del 2009: Up. Esta acaso aparece como la gran favorita del año, muy bien avalada por su huella dejada en el box office gringo, pero también por sus cualidades, que a estas alturas son el sello que diferencia a la compañía de John Lasseter, de sus competidoras directas.

Junto con Up, aparecen con favoritismo Ponyo y Coraline. Estas cintas de mucha menor notoriedad dentro de la taquilla, tienen como principal carta de presentación en la competencia, a los nombres de sus directores. La primera, es la más reciente creación de Hayao Miyazaki y eso es motivo suficiente para haberla convertido en un acontecimiento desde su estreno el 2008. A Estados Unidos llegó en agosto y dados los elogios y premios, debe ser la opción de los electores en cuanto a la animación tradicional, más aún recordando que el veterano autor japonés, ya tiene un Oscar en su haber por El viaje de Chihiro. El caso de Coraline es un tanto más peculiar, a pesar de ser una producción netamente anglosajona. El director Henry Selick conserva intacto el prestigio de su más recordado filme: The Nightmare Before Christmas, pero su más reciente película, siendo todo lo atractivo que es su cruce de animación digital con la estética propia del stop motion, fue estrenada hace varios meses y ha perdido algo de presencia.

Después de estas, todo se vuelve difuso. Tenemos a las más características películas animadas del mainstream (como las secuelas de La era del hielo, Alvin y las ardillas, o la versión virtual de Astroboy), y a distintas producciones de distinta procedencia o tipo de producción, que han conseguido obtener cierta notoriedad para ser propuesta en la carrera. Ahí vale la pena destacar a la española Planet 51, y especialmente a la francesa A Town Called Panic y a The Secret of Kells, una co producción entre Francia, Bélgica e Irlanda. Ambas lucen muy prometedoras, si nos guiamos por los tráilers.

Como siempre, los criterios de los votantes siempre nos resultarán extraños. La competencia está muy fuerte para la representante nacional, y latinoamericana dicho sea de paso, pero tratándose del Oscar no se puede decir nunca jamás. A continuación tienen la relación completa. Saquen sus favoritas: