Avatar (2009)

Avatar Poster 1Dir: James Cameron | 162 min. | EE.UU

Intérpretes: Sam Worthington (Jake Sully), Zoe Saldana (Neytiri), Sigourney Weaver (Dr. Grace Augustine), Stephen Lang (Coronel Miles Quaritch), Michelle Rodriguez (Trudy Chacon), Giovanni Ribisi (Parker Selfridge), Joel Moore (Norm Spellman), CCH Pounder (Mo’at), Wes Studi (Eytucan), Laz Alonso (Tsu’Tey), Dileep Rao (Dr. Max Patel)

Estreno en Perú: 17 de diciembre de 2009

Estreno en España: 18 de diciembre de 2009

En Avatar, su director nos ha entregado la versión culminante de esas fantasías de acción trepidante y apariencias hipertecnologizadas, que lo obsesionan desde su corto Xenogenesis (donde aparecía el primer terminator de su carrera), uno de los tantos trabajos realizados en plena efervescencia galáctica, a fines de los años 70. Es la versión exótica y ecológica de aquel viaje que emprendieran los marines de Aliens (la presencia de Sigourney Weaver lo remarca), solo que en esta ocasión no hay un escenario mortuorio y bizarro al que llegaron tarde, sino más bien uno que aún está por descubrirse.

avatar 1

Dentro del grupo de cineastas llamados “poderosos” en el mundo de Hollywood, James Cameron es uno de los que ha desarrollado una carrera bastante coherente, tanto por su talento para crear un estilo definido en la gran franja del cine de acción, mayormente impersonal e intercambiable, como por su interés en experimentar con las posibilidades que ofrece el desarrollo de las nuevas tecnologías. De su ambición tuvimos la mayor muestra a fines de los años 90 con su recordada Titanic, la expresión megalómana de los alcances de ese cine de gran entretenimiento apoyado en la infografía que no ha hecho otra cosa que perfeccionarse durante los últimos años. Avatar significa, más de diez años después, una suerte de nuevo punto aparte con respecto a lo que nos enfrentaremos como espectadores en los nuevos años 10.

En Avatar, su director nos ha entregado la versión culminante de esas fantasías de acción trepidante y apariencias hipertecnologizadas, que lo obsesionan desde su corto Xenogenesis (donde aparecía el primer terminator de su carrera), uno de los tantos trabajos realizados en plena efervescencia galáctica, a fines de los años 70. Después de todo, como Lucas y Spielberg, Cameron también fue de los que se nutrió con la literatura de ciencia ficción aventurera, la de Flash Gordon y John Carter, tanto como del cine que se inspiró en ella desde las recordadas seriales. Acá la épica de los viajes de exploración y conquista, antes intercontinentales y hoy interespaciales, lucen toda la solidez de la tradición hollywoodense, aunque sus procedimientos para acercarse al público hayan variado ostensiblemente.

avatar 2

Cameron concibe una historia sencilla, bastante ingenua y hasta cursi, pero que resulta tremendamente efectiva para sus propósitos. Es la versión exótica y ecológica de aquel viaje que emprendieran los marines de Aliens (la presencia de Sigourney Weaver lo remarca), solo que en esta ocasión no hay un escenario mortuorio y bizarro al que llegaron tarde, sino más bien uno que aún está por descubrirse. El primer gran acierto de la película es haberse convertido en la vasta expansión de esos parajes de colores metálicos y fosforescentes con los que el cineasta definió su estilo visual, especialmente en su mejor película El secreto del abismo (The Abyss). Solo que en Avatar el trabajo de dirección artística va de acuerdo a los tiempos y las posibilidades (ese suelo nocturno de discoteca es lo que más llamó mi atención).

A lo largo de sus más de dos horas y media de duración, Avatar se convierte en un catalogo de procedimientos tecnológicos, pero a la vez, también es una cinta ejemplar sobre como un estos pueden estar al servicio de la personalidad de un narrador que potencia su historia, en este caso una típicamente western. Jake Sully se convierte en cruce entre el John Dunbar de Danza con lobos y el Neo de The Matrix, un héroe que acepta ir hasta la frontera de lo desconocido para ser transformado y entrar en inevitable conflicto entre los dos mundos. Sobre esta idea fuerza no hacen falta mayores originalidades argumentales, tan solo dar cuenta del inevitable choque, revestido de harto melodrama por el autor para ganarse hasta al último espectador.

avatar 3

Abunda la enseñanza evidente, pero dentro de planos de impactante belleza, un mundo perdido y en movimiento, cada vez más perfecto a nuestra vista. Donde hay ciertos facilismos y rollones concebidos para que la trama avance, también podemos encontrar que, más con imágenes que con palabras, la películas los resuelve sin dejar de ser una atractiva visión sobre un cosmos asediado por los fantasmas en extinción. Al respecto, el mejor ejemplo resulta el contrapunto entre el paisaje imposiblemente precioso y el viaje de ese enjambre destructor, con el que Cameron añade a Apocalipsis ahora entre todas sus citas, que también incluyen a su terminator de ocasión: el Coronel Quaritch, en su traje metálico y amenazando a los amantes.

Cada vez va quedando más en claro que, a pesar de los muchos reparos que se tuvo a las epopeyas virtuales cuando hicieron su aparición de forma masiva, nos hemos acercado a una nueva forma o estética de cine de estudio, con todas sus posibilidades extraordinarias o fallidas. El camino está abierto y en ocasiones resulta más que prometedor. Las imágenes con ese nuevo Cochise en batalla aérea valen más que la solemnidad animista que podría llevar a la película rumbo al Oscar.

Artículo anterior
Top Ten del 2009 (según Jorge Esponda)
Artículo siguiente
Claudia Llosa incursiona en el documental con "Tradiciones"

6 comentarios

  1. BLOGGER
    3 de enero de 2010 at 23:02 — Responder

    Creo que el hecho de lanzar una nueva tecnología cinematográfica es un peso que pocos podrían llevarla. James Cameron lo ha logrado con Avatar. Si bien, tiene un “mix” de varias películas, la hazaña de Cameron ha sido lograr una nueva historia con un talento narrativo sorprendente (2h40m).
    Las imágenes son espectaculares y han quedado dando vueltas en mi cabeza, creo hasta hoy.
    Pese a no ser una historia completamente original, pese a ser predecible… Avatar sorprende y mucho.

  2. 4 de enero de 2010 at 22:53 — Responder

    Buenisima pelicula!!! La recomiendo.
    Saludos

  3. Monich
    5 de enero de 2010 at 12:33 — Responder

    Mis respetos a Cameron, logró todos los objetivos que perseguía con Avatar

  4. percyorlando
    6 de enero de 2010 at 23:53 — Responder

    Visualmente espectacular, futurista, sobretodo los 20 ultimos minutos, pero en lineas generales decepcionante, con su mensajito ecologico tontorron, que hasta dan risa de lo ridiculo que resultan, si quieren una pelicula ecologica, cualquier pelicula de Hayao Miyasaqui,”la princesa Mononoke” por ejemplo, le da mil vueltas a este Avatar, y no necesito tantos millones para hacer sentir esa magia, Avatar no tiene eso: “magia” un guion mediocre del siglo pasado, simplona, que la piedrita que vale 25 millones, que justo esta en el arbol de los navis, o como se llamen, ni me interesa,para eso veo Pocahontas, Demasiado Disney, personajes totalmente planos, ninguno interesante, aunque los veas en 3D.
    La pelicula en general no es mala, es entretenida, Pero como lo estan vendiendo que es una revolucion, que es el antes y el despues del cine, que el cine ya no sera lo mismo, no es nada de eso, y el tiempo lo dira…Sobrevalorada.

  5. perla
    10 de enero de 2010 at 19:21 — Responder

    la recomiendan verla en 3d ???

  6. […] casting regresan Michelle Rodriguez (Avatar), Jordana Brewster, Tyrese Gibson, Chris “Ludacris” Bridges, Elsa Pataky y Lucas […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Avatar (2009)