Contracorriente (2009)

Contracorriente

Una de las atracciones del Festival de Lima 2010, fue la ópera prima del peruano Fuentes-León: Contracorriente. A pesar de no haber terminado de convencer a la crítica especializada, supo llegar al verdadero corazón del festival: el público; quien la premió como su favorita. La belleza y soledad de Cabo Blanco, en la costa norte peruana, es el escenario para un drama personal que pone a prueba lo colectivo. Santiago (bien personificado por Manolo Cardona) es un joven pintor acomodado que llega a vivir al pueblo, y mantiene una relación homosexual con Miguel (Cristian Mercado), un joven pescador local casado con Mariela (Tatiana Astengo), pronto a convertirse en padre por vez primera. Pero además hay un cuarto protagonista: el pueblo.

La sencillez y trasparencia de los escenarios al borde del mar, al principio le confieren un cariz de inocencia y naturalidad al romance entre Santiago y Miguel, a su vez que los aísla, casi los protege del resto. Pero ningún paraje será suficiente para mantener el equilibrio en un romance que va más allá de lo prohibido, cuando el conflicto crece dentro de uno y no solamente fuera. Santiago acepta abiertamente su homosexualismo y le exige lo mismo a Miguel; Miguel lo oculta, incluso lo niega pero no quiere dejar a Santiago, se debate en medio de una crisis personal que lo enfrenta a amar a su esposa embarazada a una misma vez que seguir amando a Santiago y conservar su reputación en el pueblo.

Narrada linealmente, la historia (con un guión bastante atractivo) es una suerte de acumulación ordenada de situaciones que amenazan con desbordarse sobre ellas mismas a manera que progresa la narración: los reclamos de Santiago a Miguel porque sea “valiente” y se acepte a sí mismo; las habladurías del pueblo sobre ellos; el conflicto de Miguel a punto de ser padre siendo homosexual; el tratamiento de la muerte como una transición. Fuentes-León dirige con solvencia audiovisual y un marcado gusto por lo estético, por el “lenguaje fílmico” y una preocupación por la interpretación del mundo interno de los personajes y el de la historia misma (cualidades presentes en el renovado cine peruano último: Días de Santiago, Madeinusa, Paraíso por decir algo).

No obstante estas virtudes, y quizás por aquella vocación acumulativa de la narración, Contracorriente presenta algunos excesos que tienden a relativizar situaciones dramáticas hasta volverlas melodramáticas, o bien aligeran la riqueza de los conflictos: Mariela (una Tatiana Astengo muy metida en su papel), esposa de Miguel, llorando con demasiada facilidad; la inclusión del componente fantástico, un recurso absolutamente válido, arruina la simbología de lo “invisible” al remarcarla, pues ya estaba instalada intrínsecamente en aquella caleta prejuiciosa alejada del mundo y en el propio tema homosexual; el deseo (a mi parecer) de querer contarlo todo en esta primera película como si fuera la última.

Dramáticamente, pensar que la ópera prima de Fuentes-León es una película sobre homosexualismo sería un juicio apresurado e insuficiente. Tiene como referente temático más cercano a Secreto en la montaña de Ang Lee, es cierto; no obstante la diferencia de los contextos (geográfico, social, cultural, económico) entre ambas permite solamente determinados paralelismos más allá de la intencionalidad argumental de cada una. “Contracorriente” se sirve de un triángulo amoroso con tema homosexual incluido para discutir los prejuicios de la sociedad peruana; para resaltar los conflictos del hombre en comunidad; para decirnos que es mejor aceptarnos y aceptar al resto antes que pensar en perdonar o castigar nuestras diferencias. Fuentes-León decide alejarse (felizmente) de las recetas efectistas que tanto daño le hicieron al cine peruano en la década pasada, y asume su propia búsqueda en el camino del llamado “cine de autor”.

Ya sabemos que Fuentes-León no es Fassbinder ni Cassavetes ni Kaurismäki, y que Contracorriente es tan solo su primera película y no la última (un muy buen debut premiado incluso en el extranjero), lo que nos hace pensar que el buen momento del cine peruano último (Méndez, Llosa, Gálvez) durará bastante más.

ContracorrienteDir.: Javier Fuentes-León | 100 min. | Perú – Colombia – Francia – Alemania

Intérpretes: Cristian Mercado (Miguel), Tatiana Astengo (Mariela), Manolo Cardona (Santiago), José Chacaltana (Héctor), Emilram Cossio (Pato), Cindy Díaz (Isaura), Haydeé Cáceres (Trinidad), Mónica Rossi (Ana), Attilia Boschetti (Rosa), Liliana Alegría Saavedra (Carlota), Germán González (doctor Fernández), Humberto Cavero (sacerdote).

Estreno en España: 23 de setiembre de 2009
Estreno en el Perú: 26 de agosto de 2010

Artículo anterior
La Noche de los Cortos 2010: Ganadores y balance
Artículo siguiente
Recordando a Claude Chabrol (1930-2010)

7 comentarios

  1. koko Prado
    12 de septiembre de 2010 at 1:19 — Responder

    La otra gran referente es la película Doña Flor y sus dos maridos.

    Deliberadamente Javier le pone el nombre de Doña flor a una de las personajes secundarias.

    Y un homenaje a las telenovelas, en donde también deliberadamente el director le pone el nombre de Isaura al personaje de la chica que descubre el cuadro en la casa del pintor.

    Es mas los personajes hablan y ven telenovelas.

    Javier no es ni pretende ser Kusturica pero la naturaleza de el los elementos del realismo mágico, como el fantasma, el pueblo encerrado geográficamente entre riscos y el mar, las tradiciones del pueblo de ofrecer a los muertos al mar para que descansen en paz, las comidas después de misa, el pueblo como personaje con sus códigos y prejuicios.

    El realismo mágico, la convivencia con lo fanatismo de una forma cotidiana fluye de una forma tan natural en esta película (El fantasma no vuela, ni cruza paredes, pero juega fútbol se toman fotos ,al fantasma lo llaman y aparece de lo mas cotidiano. (Como en la película Doña flor y sus dos maridos, o en la novela Pedro Paramo) por sitar algunos ejemplos que tenemos como característica en Latinoamérica.

    Este uso del realismo mágico es uno de los grandes aportes que nos deja esta bella película.

    • JHORDAN
      19 de septiembre de 2010 at 3:39 — Responder

      CONCUERDO CONTIO TU HACES UN ANALISIS MAS TECNICO DE LA PELICULA YO SOY UN NEOFITO EN EL ASUNTO PEROT PUEDO DECIR QUE ELMENSAJE ES SUTIL PRO DIRECTO LO QUE NO DEBEMOS HACER, EL VALOR, LA COBARDIA, LOS PREJUICIOS Y LO MAS IMPORTANTE EL AMOR ESE SENTIMIENTO TAN BELLO QUE TENEMOS LA SUERTE DE SENTIR UN ACIERTO ESTA PELICULA OJALA AYUDE EN ALGO A CAMBIAR LA MENTE TAN PREJUICIOSA DE LA SOCIEDAD EN GENERAL.

  2. Raul Garcia
    13 de septiembre de 2010 at 0:57 — Responder

    “Contracorriente” en pocas palabras:
    1. Homosexualidad Ficcionalizada (el vivo y el muerto) por lo tanto Falso.
    2. Homofobia Reprimida (en el pueblo) y en potencia; una realidad.

  3. JHORDAN
    19 de septiembre de 2010 at 2:36 — Responder

    pues que puedo decir de esta pelicula que me ha dejado pensando en como uno puede arruinar su vida por temor al que diran, como puede una sociedad conseguir indirectamente arruinar la vida de alguien, pero lo mas reprochable es la cobardia de alguien, porque eso es mas mariconada disculpando el termino, hay que ser bien macho y tener mucho valor muchos hue….. para aceptarse y no avergonzarse de ser gay, esta pelicula sirve para ver los errores que uno no debe de cometer en la vida cada vez que veo peliculas asi pienso mas en que siempre hay que ser sincero con uno mismoporque cuando es asi no te haces daño a ti mismo y al resto y asi podemos ser felices la verdad es buena, el tema de la homosexualidad ha sido tratado de una forma adecuada esto es LO QUE NO DEBEMOS DE HACER EN LA VIDA, como algunos comentarios BROKEBACK MOUNTAIN peruano una historia de amor bueno sincero amor del bueno, que púede ser arruinado por el que diran y la cobardia A PENSAR Y NO DEJAR QUE NOS PASE LO DE MIGUEL SALAS quedarse solo por su falta de coraje…… EL AMOR NOS LLEGA UNA SOLA VEZ EN LA VIDA Y SI DEJAS PASAR ESA OPORTUNIDAD ERES UN IDIOTA…. UN GRAN IDIOTA PORQ LUEGO QUE SE VA ESA OPORTUNIDAD NO HAY VUELTA ATRAS NI REPROCHES QUE HACER…. SOLO QUEDA LA SOLEDAD Y ES HORRIBLE
    LOS ACTORES MUY BUENOS ESTO DEMUESTRA QUE EN EL PERU SE PUEDEN HACER BUENAS PELICULAS CON SENTIMIENTO MUCHO. BUENA PELICULA

  4. 6 de octubre de 2010 at 11:39 — Responder

    Magnífica película, pude verla antes de su estreno en España.
    Os dejo una critica qu he encontrado que la resume muy bien.
    http://www.elespectadorimaginario.com/pages/octubre-2010/criticas/contracorriente.php

  5. […] Contracorriente, de Javier Fuentes-León (Perú-Colombia) […]

  6. sofia martínez
    29 de enero de 2015 at 9:47 — Responder

    ¡100% recomendada! El reciente estreno de Looking 2 , una serie de hbo con temática gay, me llevó a descubrir nuevas propuestas en cuanto a películas que abordan la homosexualidad y es así como descubrí “Contracorriente”, un film que a traves de la tolerancia y respeto logran narrarnos una bellísima y sosegada historia sobre la dignidad. Esta película navega entre el melodrama de sobremesa más sentimental y el realismo mágico de tintes sociales y pretensiones ideológicas. Aporta un mensaje reivindicativo de cualquier orientación sexual y de exigencia para poder mostrarse como uno es, que recorre el camino surrealista y mágico a través del deseo.

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Contracorriente (2009)