[Crítica] “Capitana Marvel”, un blockbuster cumplidor

Considerando lo consistente que ha sido el MCU (Universo Cinematográfico de Marvel) hasta ahora, no encontraba muchas razones para estar preocupado por el estreno de “Capitana Marvel”. Después de todo, a pesar de que no todas las entregas de dicha saga han mantenido el mismo nivel de calidad, me atrevería a decir que ninguna es verdaderamente nefasta. Hasta las cintas más flojas, como “Thor: El Mundo Oscuro”, tienen aunque sea una actuación, una secuencia de acción, o un giro narrativo recomendable. Y ciertamente ninguna es aburrida. El tener un universo tan interconectado implica el sacrificar un poco de originalidad narrativa, pero también asegura cierta consistencia de film en film.

Y tal y como me esperaba, “Capitana Marvel” terminó siendo un blockbuster cumplidor, una correcta historia de origen para uno de los personajes más poderosos de la factoría Marvel. Los directores Anna Boden y Ryan Fleck (quienes también se encargan del guion) claramente están más cómodos con los elementos dramáticos de la historia, desarrollando la personalidad y la historia de trasfondo de Carol Danvers (Brie Larson) de manera eficiente. No obstante, es durante las secuencias de acción —erráticamente dirigidas— que la película comienza a sufrir. “Capitana Marvel” no es ni de las peores ni de las mejores cintas de la MCU: es entretenida, algo graciosa y a está bien actuada, pero no me resultó tan memorable como algunas de las mejores entregas de la franquicia (“Capitán América y el Soldado del Invierno”, “Pantera negra”, “Avengers: Infinity War”, y más).

Un paréntesis: Desgraciadamente, resulta casi imposible escribir sobre “Capitana Marvel” sin mencionar la controversia que Brie Larson causó durante los días previos al estreno. O mejor dicho, la controversia que ciertos “fanáticos” de Marvel causaron a partir de frases sacadas fuera de contexto. Aparentemente, ciertos hombres están terriblemente ofendidos porque Marvel por fin tiene una superheroína mujer, y porque dicho personaje es interpretado por una actriz (ganadora del Óscar, dicho sea de paso) feminista. Todo lo que diré es que las declaraciones de Brie Larson han sido horriblemente exageradas (no, no odia a los hombres blancos, y jamás ha dicho nada similar), y que todo el odio que ella y la película han recibido es injustificado.

Al comenzar “Capitana Marvel”, vemos a Vers (Larson) en el planeta de los Kree, entrenando con su mentor, Yon-Rogg (Jude Law). Los Kree son una raza de guerreros interplanetarios que trabajan para la Inteligencia Suprema (Annette Bening), conquistando mundos y trayendo paz a todos los lugares que puedan. Luego de una serie de eventos que no planeo develar, Vers termina aterrizando en el Planeta Tierra —para ser más específicos, en medio de una tienda “Blockbuster”. Después de todo, son los años 90, y nuestra protagonista se encuentra rápidamente con unos jóvenes Nick Fury (Samuel L. Jackson, esta vez con dos ojos) y Coulson (Clark Gregg). Luego de involucrarse en una persecución a pie, en auto y hasta en tren, Vers y Fury se dan cuenta que tendrán que trabajar juntos para detener una invasión de Skrulls, un grupo de alienígenas cambiaformas liderados por Talos (Ben Mendelsohn). De lo contrario, nuestro planeta podría verse infestado por seres violentos y mentirosos.

Ahora bien, es cierto que mucho de lo mencionado en el resumen anterior no es necesariamente lo que parece. A pesar de que el guion de “Capitana Marvel” no carece de giros narrativos, en general, la película me pareció bastante previsible. Muchas de las sorpresas desarrolladas durante el tercer acto no se sienten “sorprendentes”, precisamente porque son fáciles de adivinar, y el desarrollo de personajes como el Yon-Rogg de Law es muy superficial. A pesar de que se maneja una estructura no lineal y se favorece la búsqueda de Vers por encontrar la verdad de su pasado, en términos generales, “Capitana Marvel” se siente como una entrega de la Fase 1 del MCU: una historia de origen convencional y carente de innovaciones.

Sin embargo, vale la pena mencionar que el personaje de Vers/Carol Danvers está muy bien desarrollado, y que termina convirtiéndose en una protagonista fascinante. Carol es una mujer fuerte, decidida, a la que toda la vida le han dicho que no; que no puede hacer esto o aquello, que no es suficientemente fuerte o ágil, que no puede igualar a los hombres. Pero a pesar de todo, ella siempre se vuelve a levantar, ignora los comentarios de los demás y sigue adelante, peleando. Lo mejor de Carol es que su personalidad no se ve definida por sus poderes; los poderes, más bien, complementan su fortaleza innata, y le permiten ser incluso más valiente de lo que ya era antes.

Brie Larson está muy bien. Puede que no siempre le den los mejores diálogos, pero logra convertir a Carol en una mujer carismática, a la que da gusto apoyar. El marketing de la película no le hizo ningún favor al trabajo de Larson; si se veía demasiado seria en algunos trailers, es porque durante buena parte de la historia, le dicen que tiene que reprimir sus emociones, que no debe dejar llevarse por ellas y que debe mantenerse concentrada, sin verse distraída por nada gracioso, frustrante o molesto. Evidentemente para el final aprende a no hacerle caso a dichos “consejos”. Además, Larson brilla incluso más cada vez que comparte escena con el Fury de Jackson —la química entre ellos es evidente, los cual resulta en escenas verdaderamente entretenidas, hasta hilarantes.

Y hablando de Fury —el trabajo realizado para rejuvenecer a Jackson es impresionante. El Coulson de Clark Gregg no corre la misma suerte, desgraciadamente —su rostro carece de textura, lo cual hace que parezca más un maniquí que un hombre 25 años más joven. Por su parte, Jude Law hace lo que puede con un rol poco desarrollado, Ben Mendelsohn resalta como un villano lleno de sorpresas (logra diferenciarse de sus papeles en filmes como “Rogue One”, “Ready Player One” o “Robin Hood”, felizmente), y Lashana Lynch resalta como María, la mejor amiga de Carol, y su único nexo con el pasado terrícola que ha olvidado.

Al ser directores venidos del mundo indie, Boden y Fleck no tienen mucha experiencia con el género de la acción, y desgraciadamente, esto se nota. Las escenas de humor y interacción entre personajes están muy bien, pero las peleas, persecuciones y tiroteos están terriblemente dirigidos. Abundan las cámaras nerviosas, los cortes frecuentes y los planos demasiado cercanos, y características como la tensión o la adrenalina brillan por su ausencia. Es una pena, porque “Capitana Marvel” cuenta con todos los ingredientes necesarios para ser una emocionante película de acción: buenos efectos especiales, personales con los cuales uno puede identificarse, actuaciones y coreografías de pelea decentes. Lamentablemente, nada de esto se aprovecha durante las confusas y y francamente aburridas secuencias de acción.

“Capitana Marvel” hace todo lo que uno esperaría de una entrega de la Fase 3 del MCU. Nos cuenta una historia sencilla y previsible de manera encantadora (Goose el Gato es de lo mejor que tiene la cinta para ofrecer), y nos introduce a un personaje superpoderoso que terminará siendo parte importante de los Vengadores en “Avengers: Endgame”. De hecho, va a ser interesante ver cómo es que deciden tratar a Carol durante dicha película; después de todo, sufre del mismo problema que el Superman de DC (es un personaje demasiado poderoso con pocas vulnerabilidades evidentes). “Capitana Marvel” no es una decepción, pero tampoco es comparable con las mejores entregas del universo Marvel. Me gustaría ver a estos actores y sus respectivos personajes involucrados en una trama más original y dirigida con más aplomo; estoy seguro que el resultado final sería más divertido y espectacular.

Artículo anterior
Análisis de la taquilla del cine peruano 2018 (pt. 2)
Artículo siguiente
[Crítica] "Amistad sin fronteras" (Green Book)

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

[Crítica] “Capitana Marvel”, un blockbuster cumplidor