Las mejores películas de 2019, para Juan Carlos Ugarelli | Cinencuentro | Artículos

Las mejores películas de 2019, para Juan Carlos Ugarelli

Si hay algo en lo que podemos estar de acuerdo los cinéfilos es que 2019 nos trajo una excelente cosecha, con un mayor número de títulos memorables que en los años anteriores. De los 160 largometrajes que pude ver durante el año en las salas de cine, me gustaría compartir tres listas de mis películas preferidas: 10 de la cartelera comercial, 10 del circuito alternativo y 3 peruanas.

Top 10 de la cartelera comercial

Comenzamos con los diez mejores estrenos que vi en las salas comerciales de cine y que tuvieron como mínimo una semana de exhibición en la cartelera.

10. El culpable (Den skyldige, Dinamarca)

Con una encomiable economía de recursos, el director Gustav Möller desafía nuestras expectativas administrando de manera notable cada giro de la trama, cada arista de un doble retrato: el de una familia en peligro y el de un policía enfrentado a sus propias culpas. También revaloriza el enorme poder de la narración oral, permitiendo que todo lo que escuchamos en unas conversaciones telefónicas se vaya materializando de forma nítida y urgente en nuestra imaginación.

9. Había una vez en Hollywood (Once Upon a Time in… Hollywood, Estados Unidos)

Quentin Tarantino nos regala un sinfín de guiños, referencias y homenajes a las películas y estrellas de finales de los años 60. Los diálogos ingeniosos y saltos temporales a los que Tarantino nos tiene acostumbrados, están cubiertos esta vez por una capa de nostalgia. Leonardo DiCaprio y Brad Pitt están sensacionales y capturan nuestro interés hasta llegar a un desenlace explosivo y electrizante.

8. Ad Astra: Hacia las estrellas (Ad Astra, Estados Unidos)

Es una de las mejores películas de ciencia ficción de esta década, gracias a la audacia de la narración, así como la belleza majestuosa de sus imágenes. El cineasta James Gray continúa explorando con sensibilidad e inteligencia la vulnerabilidad de personajes que siempre esconden unos conflictos interiores que los llevan a buscar respuestas en lugares remotos.

7. Guerra fría (Zimna wojna, Polonia)

Se trata del elegante retrato de un romance que se ve interrumpido por la constante necesidad de adaptarse y sobrevivir en tiempos de guerra. Paweł Pawlikowski ofrece una obra de una belleza conmovedora, potenciada por la expresiva fotografía en blanco y negro, así como una fantástica banda sonora salpicada de jazz.

6. La mula (The Mule, Estados Unidos)

Con sabiduría y serenidad, Clint Eastwood reflexiona sobre la vejez y la posibilidad de redimirse en el tramo final de la vida. El humor negro del guion es el antídoto ideal para la corrección política que Hollywood celebra actualmente.

5. El reino (España)

En este notable thriller, Rodrigo Sorogoyen evita el maniqueísmo al mostrar la variedad de motivaciones que esconde cada personaje y logra que cada pieza del guion encaje en una estructura compleja. La cámara se pega al protagonista y nos regala impresionantes planos secuencia, de un ritmo vertiginoso.

4. La favorita (The Favourite, Reino Unido)

Es el perverso y delicioso retrato de la lucha de poder entre tres mujeres, enfrascadas en un embriagador juego de seducción, manipulación y ambición. El director Yorgos Lanthimos logra su película más satisfactoria hasta la fecha, apoyado en guion ingenioso y corrosivo, así como un trío de actrices en estado de gracia: Olivia Colman, Emma Stone y Rachel Weisz.

3. Historia de un matrimonio (Marriage Story, Estados Unidos)

Es un relato de (des)amor narrado a través del lente de un espinoso proceso de divorcio. El impecable guion de Noah Baumbach destaca por la elaborada construcción de sus dos protagonistas, a quienes presenta como personas imperfectas, que progresivamente revelan todo el daño que el divorcio va causando en su interior, obligándolos a exhibir facetas desagradables durante un juicio en el que todo vale con tal de ganar. Scarlett Johansson y Adam Driver componen con maestría personajes entrañables y vulnerables.

2. El irlandés (The Irishman, Estados Unidos)

Martin Scorsese retorna a un terreno que él conoce y explora mejor que nadie: el cine de gangsters. Esta película tiene la contundencia de un testamento y el aroma de una confesión tardía. Lejos de repetirse, Scorsese marca distancia de las anteriores obras que filmó en este género. Ya no se concentra en el glamour y los lujos de la vida de los mafiosos. Ahora prefiere ahondar en el peso de la culpa y el arrepentimiento. Robert De Niro, Al Pacino y Joe Pesci demuestran nuevamente por qué son tres gigantes de la actuación.

1. Dolor y gloria (España)

Pedro Almodóvar se muestra menos provocador que en los inicios de su carrera. Por el contrario, evidencia una gran madurez artística y una sabiduría que pasa por hurgar con sutileza en las catacumbas de la memoria. En esta obra maestra, el director manchego desnuda parte de sus emociones y recuerdos, se reconcilia con los momentos más dolorosos y ásperos de su pasado y vuelve a explorar los temas que siempre lo han obsesionado: el peso de la figura materna, el descubrimiento de la pasión y la búsqueda de la inspiración para crear.

Top 10 del circuito alternativo

A continuación, presento las 10 mejores películas que vi en festivales locales de cine (Festival Al Este, Festival de Lima, Semana del Cine de la ULima), así como en las plataformas de streaming.

10. High Life (Reino Unido)

En esta fascinante película de ciencia ficción, un grupo de criminales a bordo de una nave espacial representan distintas facetas del ser humano: el instinto de supervivencia, la necesidad de redención, la búsqueda de una conexión emocional, el deseo sexual. La cineasta Claire Denis encierra a sus personajes en ambientes que condensan todas sus pulsiones, mientras recorre los cuerpos y las mentes de sus personajes.

9. Perdí mi cuerpo (J’ai perdu mon corps, Francia)

Con mucha originalidad y sofisticación, esta historia de una mano amputada que busca a su dueño se convierte en una metáfora de todo aquello que a veces perdemos y nos deja un vacío: seres queridos, relaciones sentimentales, etapas que dejamos atrás. El director Jérémy Clapin sorprende por la maestría con la que alterna distintos géneros, así como la elegancia y la fuerza expresiva de sus imágenes tan realistas. Es la mejor película de animación que he visto en 2019.

8. Hasta siempre, hijo mío (Di jiu tian chang, China)

En este melodrama, una tragedia marca para siempre el destino de dos familias y, a partir de ellas, muestra los profundos cambios sociales que se han ido gestando en China a lo largo de las últimas décadas. Con una fuerza desoladora, el director Wang Xiaoshuai muestra cómo las decisiones políticas más crueles pueden afectar los planes de los individuos y obligarlos a cometer sacrificios dolorosos.

7. En mi habitación (In My Room, Alemania)

En este film post apocalíptico, un hombre parece ser el único sobreviviente. Cuando se queda totalmente solo, puede liberarse del consumismo, la competitividad y la ansiedad por agradar a los demás. El mundo se vuelve su gran habitación y su campo de experimentación. El cineasta Ulrich Köhler ofrece una película sugerente y rica en lecturas sobre la sociedad occidental y las interacciones que se generan entre los seres humanos.

6. Burning (Beoning, Corea del Sur)

Este thriller atrapa hábilmente al espectador en una red de intrigas, obsesiones y deseos no verbalizados. El director Lee Chang-Dong ofrece un retrato hipnótico de tres personajes en busca de emociones nuevas que les devuelvan el fuego interno de sentirse más vivos y menos solitarios.

5. Divino amor (Brasil)

A partir de un ingenioso guion y una fantástica puesta en escena llena de detalles impresionantes, Gabriel Mascaro cuestiona el rumbo actual de Brasil, donde el conservadurismo radical va ganando terreno e intenta inmiscuirse en la esfera privada de los individuos. La película explora con inteligencia e imaginación los puntos en los que la religión y la sexualidad convergen y se oponen, así como las contradicciones entre los intereses propios y los que la Iglesia pretende imponer sobre uno.

4. Bacurau (Brasil)

Los directores Kleber Mendonça Filho y Juliano Dornelles construyen una fábula combativa que simboliza la situación política actual de Brasil. Es una película que, si bien carece de sutilezas para mostrar su rechazo al presidente Bolsonaro, se nutre de géneros como el western o el gore para mostrar la resistencia de la población frente a un tirano. Es una película tan desconcertante como hipnótica.

3. Sinónimos (Synonymes, Israel / Francia)

Este film es como un diccionario abierto: está lleno de significados y de descubrimientos. Es una crítica aguda al gobierno de Israel, a su exacerbado militarismo y machismo. Lejos de idealizar a Francia, también cuestiona la supuesta libertad de la que gozan sus ciudadanos. El cineasta Nadav Lapid presenta una reflexión furiosa y desenfadada sobre la identidad personal y la identidad nacional, sobre las fronteras que lleva consigo una persona cuando se muda a otro país.

2. Retrato de una mujer en llamas (Portrait de la jeune fille en feu, Francia)

La puesta en escena de Céline Sciamma destaca por su elegancia y delicadeza. Junto a sus actrices, la directora logra que las chispas iniciales de la seducción se transformen en un fuego apasionado. Las protagonistas Noémie Merlant y Adèle Haenel incendian la pantalla con solo una mirada, ya sea por el deseo contenido o por la apreciación de una belleza que las embarga.

1. Parásito (Gisaengchung, Corea del Sur)

Esta obra maestra de Bong Joon Ho es como un virus que muta delante de nuestros ojos y se cuela en nuestro organismo, gracias a la precisión e imprevisibilidad del guion, así como la extraordinaria capacidad del elenco para manejar todos los géneros. Las ingeniosas vueltas de tuerca nos llevan a un estado de fascinación en el que es imposible adivinar por dónde vendrá el siguiente ataque, sin imaginar que el último golpe que se reserva la película apunta directo al corazón.

3 mejores películas peruanas

De los 34 estrenos peruanos que hubo en la cartelera comercial, quisiera destacar los 3 que me causaron un mayor impacto.

3. La revolución y la tierra

Este documental recoge valiosos puntos de vista sobre la Reforma Agraria impulsada por Juan Velasco Alvarado. En base a un minucioso trabajo de investigación, el director Gonzalo Benavente acompaña las declaraciones de los entrevistados con fragmentos de películas peruanas que grafican aquello que se narra. Nos recuerda así que el cine es un espejo en el que nos reconocemos y construimos nuestra identidad.

2. La bronca

Los hermanos Daniel y Diego Vega presentan una potente alegoría de la violencia que desangraba al Perú a inicios de la década de 1990. Nos enseñan cómo las esquirlas del conflicto armado interno se llevan interiorizadas donde quiera que vayan aquellos que supuestamente escapan de esa violencia, sin darse cuenta que la tienen en las venas, como una llama imposible de apagar. Rodrigo Palacios y Rodrigo Sánchez Patiño se consagran con actuaciones notables, que encarnan los furiosos rostros de una masculinidad irascible y vulnerable.

1. Retablo

La mejor película peruana del año es un relato sobre la tensión entre el amor filial y la decepción, enmarcados en un entorno de profunda intolerancia. Al mismo tiempo, es una oda a la transmisión de conocimientos sobre un arte que retrata la identidad de las comunidades andinas. Álvaro Delgado-Aparicio filma una ópera prima tan bella como dolorosa, que tiene un nivel de detalle tan cuidado como los retablos que muestra, a nivel de guion, puesta en escena, fotografía y actuaciones.

Artículo anterior
Las mejores películas del 2019, para Sebastián Zavala
Artículo siguiente
Agenda cultural: 6 al 12 de enero de 2020

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos

COMPARTIR

Las mejores películas de 2019, para Juan Carlos Ugarelli