La anticipada película de David Lowery, la siguiente luego de la enigmática Ghost Story (2017), es The Green Knight, protagonizada por Dev Patel y Alicia Vikander en una sorprendente adaptación de un cuento que nos sitúa a la época del rey Arturo dentro de la ficción de textos medievales. Esta vez seguiremos el viaje que el sobrino del rey hará, interpretado por Dev Patel, para pagar una deuda al Soldado Verde. 

Lowery se mantiene fiel al estilo que lo hizo popular manteniendo la estética que hemos visto en su film anterior, los azules y verdes invaden la pantalla a segundos de empezar el largometraje y nos posicionan a Gawain, el protagonista, como un personaje conflictuado quien busca que algo extraordinario ocurra en su vida plena de comodidades y placeres. Esto no demora en ocurrir, ya que poco después se presenta una grandiosa oportunidad, un golpe que solo tendrá repercusiones a largo plazo, en un año desde el momento. 

Todas las acciones tienen consecuencias pero añadiendo el factor del suspenso se empiezan a hacer fábulas sobre el destino de Gawain, todas estas manifestaciones hacen que su ansiedad por el enfrentamiento venidero pase a niveles muy altos.

The Green Knight se apoya mucho en metáforas para retratar las aventuras de Gawain, estas metáforas están sumergidas en tinieblas y son lecciones para el personaje por sí mismas, Lowery logra adentrarnos en una perfecta adaptación por medio del ambiente que propone, situándonos en una fantasía de aquellas que traen las historias ocurridas en la época medieval. 

Dentro del hechizo que crea Lowery de mano de la fotografía de Andrew Droz, vemos a un Gawain menos como ícono y más como persona, producto de su vida cómoda no ve las señales de personas que se aprovechan de él, como el personaje interpretado por la revelación del momento -para los más cinéfilos ya lo es desde hace algunos años- Barry Keoghan (The Eternals, The Killing of a Sacred Deer, Dunkirk) quien engaña a Gawain y le quita todas sus pertenencias. 

Gawain entonces contempla su muerte por primera vez, en forma de metáfora sobre su confianza ciega, finalmente logra escapar y seguir su camino ahora con esta lección aprendida.

La película opta por una estructura muy clásica de obstáculos con lecciones claras para el protagonista para así respetar el formato de cuento fantástico del que proviene la historia original. El personaje de Gawain hace un viaje de personaje tanto físico como mental que lo obliga a enfrentarse en contra de todos su miedos hasta que él mismo empieza a arrepentirse de estos enfrentamientos y, por lo tanto, de las consecuencias de sus decisiones.

Lowery se apoya en el realismo fantástico al proponer realidad con normas “convencionales” pero mezclándolas con situaciones que traspasan las vidas y poderes de los personajes. En este tipo de conflictos es donde Patel brilla, le entrega un realismo que nos mantiene atentos y en vigilia por su integridad durante las horas que dura la narración.

En una de sus mejores actuaciones, vemos a un Patel sin miedo, Gawain está entregado completamente a un papel que le pide ocultar al hombre sensible que lleva dentro para hacer paso al próximo rey que lleve la corona. Un puesto al que solo puede llegar despojándose de su etapa hedonista e inocente, Gawain da un paso hacia atrás para convertirse en lo que siempre intentó ser, un rey.

El director insiste en que este camino a ser rey se tiene que hacer a costa de las libertades individuales de uno mismo, tema similar al abordado en “Ghost Story”, largometraje en el que el protagonista solo obtiene su redención a través de aprender a perdonarse. En este caso Gawain recupera sus libertades al dejar su ego y al entender la banalidad de su vida en este escenario. Una lección dura de aprender pero que es resuelta en un final que lleva a la película a otro nivel.

Esa parte climática de la narración es la más representativa de un cuento medieval y el final perfecto para una fábula clásica llena de misticismo.

La evolución tanto de Dev Patel como actor y David Lowery como director es una que llama la atención en el mundillo del cine y de la cual todos debemos estar atentos. ¿Cuál será la nueva pieza de realismo mágico que nos traerán entre manos? 

The Green Knight se encuentra disponible en Prime Video España.