[Crítica] Festival de Sundance: Call Jane – You Won’t Be Alone – Emily the Criminal – Good Luck to You, Leo Grande

[Crítica] Festival de Sundance: Call Jane – You Won’t Be Alone – Emily the Criminal – Good Luck to You, Leo Grande

WP Post Author

Call Jane

Dirigida por Phyllis Nagy.

Escrita por Hayley Schore y Roshan Sethi.

Protagonizada por Elizabeth Banks, Sigourney Weaver y Kate Mara.

Puede que los eventos de “Call Jane” se hayan llevado a cabo en la década del 60, pero igual no podrían sentirse más relevantes hoy en día. Basado en el trabajo del “Jane Collective”, un grupo de mujeres que ayudaba a realizar abortos cuando dicho procedimiento era todavía ilegal en los Estados Unidos, “Call Jane” es un drama de buen ritmo y mejores actuaciones. La cinta utiliza a su protagonista ficticia para pintar un panorama complejo y emotivo de lo que era la vida de las mujeres —de todo tipo, color de piel y estrato social— hace más de cincuenta años.

Es verdad que “Call Jane” narra su historia desde la perspectiva de una mujer blanca privilegiada, Joy (una excelente Elizabeth Banks). Pero la película lo sabe, admitiendo por momentos que el tema de los abortos ilegales era algo que afectaba —o que mejor dicho, afecta— de manera más traumática a las mujeres pobres y de color. Es algo que Joy también toma en cuenta, tratando de convencer a la lideresa del Jane Collective, Virgina (Sigourney Weaver, incapaz de dar una mala actuación) de encontrar alguna manera, cualquier manera, de ayudar a las mujeres que no tengan dinero para pagar el procedimiento. Es como si, luego de varios años de estancamiento y de hombres que no la escuchaban, Joy por fin hubiese encontrado su verdadero llamado, su pasión.

Lo cual resulta, como se deben imaginar, en una película muy fácil de ver, en donde la mayor parte de personajes son humanizados, para evitar generalizaciones o caricaturas. Incluso el esposo de Joy, Will (Chris Messina) es interpretado como un hombre derecho y relativamente comprensivo (al menos para estándares de la época), quien trata de ayudar a su esposa cuando puede, evidentemente sin poder dejar de lado al 100% algunas de las tradiciones y pensamientos sexistas de la época. Es una interpretación compleja, que contrasta con algunos de los momentos más frustrantes y realistas de la cinta —consideren, sino, la escena donde Joy trata de pedirle al hospital que la dejen abortar, y es recibida por un grupo de hombres blancos y viejos que ni se dignan a escucharla, negándole su solicitud casi inmediatamente.

Banks, sin embargo, es quien termina brillando más en “Call Jane”, demostrando que es capaz de desarrollar personajes sutilmente complicados. Joy es una contradicción —una ama de casa sesentera tradicional, que sin embargo tiene algo dentro suyo que la obliga a salir a ayudar, a formar parte de algo importante. Banks nunca recurre al melodrama ni a las exageraciones, siempre consciente de que Joy es una mujer fuerte, que poco a poco va encontrando una suerte de hermandad con este grupo de mujeres tan valiente. Sí, la película termina de manera algo abrupta, resumiendo varios eventos que me hubiese encantando ver en pantalla, pero fuera de eso, “Call Jane” termina satisfaciendo con su eficiente mezcla de drama, humor sutil, y eventos reales

You Won’t Be Alone

Dirigida y escrita por Goran Stolevski.

Protagonizada por Noomi Rapace, Anamaria Marinca y Alice Englert.

You Won’t Be Alone” es una película que intenta hacer mucho con poco, utilizando su atmósfera considerablemente densa y elementos del folklore de Macedonia del siglo XIX, para desarrollar una historia que involucra a brujas, gore, intentos de infanticidio, y mucho machismo. El resultado es innegablemente intrigante, por más de que por momentos resulte algo obtuso, el ritmo del montaje ocasionalmente hipnotizante, pero también tedioso. “You Won’t Be Alone” no es para nada un filme que subestime al espectador, para bien y para mal.

La protagonista de “You Won’t Be Alone” es Nevena (Sara Klimoska), una joven que vive en la campiña de Macedonia, y que es sobreprotegida por su madre, quien fue visitada por una vieja bruja llamada María (Anamaria Marinca) años antes. Sus preocupaciones, desgraciadamente, están bien fundamentadas —María efectivamente regresa y se lleva a la chica, tratándola como una suerte de sirvienta, abusando de ella y, eventualmente, convirtiéndola en bruja. Es así que Nevena se va, y poco a poco se va relacionando con diferentes personas, cambiando de cuerpo de cuando en cuando, tratando de imitar el comportamiento humano, y hasta pasando por una suerte de despertar sexual.

Tanto el guion como la dirección de Goran Stolevski logran construir un mundo creíble —sucio y tangible— con muy poco, demostrando lo difícil que era la vida en el país en aquella época, especialmente para las mujeres. En el cuerpo de Bosilka (Naomi Rapace), Nevena sufre todo tipo de abusos, lo cual la motiva a moverse al cuerpo de un perro para observar el comportamiento masculino desde lejos, y luego al de un hombre, para después terminar como una joven llamada Biliana (Alice Englert), que logra encontrar el amor y comenzar una familia. Lo más impresionante de todo esto es que cada uno de los actores logra interpretar a Nevena de manera cohesiva, permitiéndole al espectador ver este mundo a través de sus ojos, descubriendo todo tipo de injusticias y rituales llenos de supersticiones.

Stolevski, además, logra conjurar algunas imágenes impactantes —consideren una potente escena de hoguera, por ejemplo, o los momentos llenos de gore, donde Nevena debe cambiar de cuerpo. Y sin embargo, “You Won’t Be Alone” nunca llega a cuajar del todo, abusando de las narraciones en off —supuestamente poéticas—, y de planos en ‘hora mágica’, las cámaras en mano tornándose algo caóticas durante los momentos de drama más intenso. Se podría decir, incluso, que la cinta está llena de recursos estereotípicos de una “una película de festival”, lo cual podría terminar por poner a prueba la paciencia del espectador. Es así, pues, que “You Won’t Be Alone” se convierte en una experiencia frustrantemente inconsistente —poderosa por momentos, pero algo pretenciosa en otros. Sin embargo, aquellos que tengan el estómago para aguantar el gore, encontrarán algo de interés aquí.

Emily the Criminal

Dirigida y escrita por John Patton Ford.

Protagonizada por Aubrey Plaza, Theo Rossi y Gina Gershon.

¿Qué pasa con la gente que es defraudada por el sistema, que quiere cumplir con todas las reglas, pero que son presentadas con todo tipo de obstáculos, muchos de ellos insuperables? Esa es precisamente la situación de Emily (Aubrey Plaza), una mujer que debería tenerlo todo: Estudió una carrera de arte en la universidad, y tiene amigos que trabajan en buenos lugares. Sin embargo, debido a un par de errores que cometió de más joven, ninguna empresa la quiere contratar, la mayoría de ellas obsesionadas con tener empleados que pasen sin problemas por todos sus filtros.

“Emily the Criminal” cuenta la historia de un personaje que es defraudado por un sistema que claramente no funciona. No solo están sus propios errores, sino también el hecho de que tiene que trabajar para una compañía que no le da beneficio alguno (es más, según su jefe, ella ni siquiera tiene derechos), o que al ir a una entrevista que le consigue su mejor amiga, Liz (Megalyn Echikunwoke), simplemente le ofrecen un puesto de practicante sin paga. No ayuda, ciertamente, que también tenga una deuda de setenta mil dólares a la universidad donde estudió, deuda que acumula intereses a paso acelerado. Por más de que Emily haya hecho las cosas (supuestamente) correctas, parece que el mundo está en su contra.

No debería resultar una sorpresa, entonces, que “Emily the Criminal” nos muestre el camino alternativo que ella toma, pasando de ser una simple empleada para una empresa de comida, a una criminal capaz de clonar tarjetas de crédito, vender bienes robados, y hasta amenazar gente con cuchillas. Es un arco de personaje innegablemente atractivo, que gracias a la excelente actuación de Plaza, nunca se torna desagradable o demasiado oscuro. De hecho, por más de que Emily sea, tal y como lo dice el título, una criminal, uno termina empatizando con ella. Esto se debe a que uno la entiende —uno no necesariamente recurriría a los mismos ‘oficios’ que ella, pero al menos resulta fácil comprender cómo llega a ese punto.

Theo Rossi (“Shades” en la serie de “Luke Cage” para Netflix) también está muy bien como Youcef, el estafador más carismático y bienintencionado que uno pueda ver en el cine. Es la química entre él y Plaza, de hecho, lo que también ayuda a que uno quiera que salgan victoriosos. Ella simplemente quiere dedicarse a su arte y a viajar (¡a Sudamérica!… pero nunca especifican el país), y él quiere comprar inmuebles para convertirse en un hombre de negocios hecho y derecho. Eso demuestra que ellos no querían ser criminales; simplemente fue lo que la vida los obligó a hacer, un simple medio para un objetivo muy claro. “Emily the Criminal” funciona muy bien como thriller dramático, pero lo mejor es que pinta un panorama realista de una realidad que, seguramente, mucha gente vive en los Estados Unidos.

Good Luck to You, Leo Grande

Dirigida por Sophie Hyde.

Escrita por Katy Brand.

Protagonizada por Emma Thompson y Daryl McCormack.

Good Luck to You, Leo Grande” es una película sobre el placer que todo ser humano merece, sobre la percepción que uno tiene sobre su propio cuerpo, y sobre la sexualidad femenina. Puede que suene a una generalización, pero habiendo ya visto la película, puede asegurarles que ese no es el caso. Lo que tenemos acá es un excepcional drama, protagonizado por dos actores que no podrían haber dado mejores interpretaciones; una cinta que logra desarrollar a dos seres humanos muy complejos y muy diferentes los unos a los otros, que a la hora de encontrarse en sesiones —supuestamente— íntimas y de carácter sexual, logran conectar a nivel emocional.

Emma Thompson interpreta a Nancy Stokes (aunque ese no es su verdadero nombre…), una viuda de unos sesenta años que ha decidido contratar los servicios de Leo Grande (Daryl McCormack), un trabajador sexual con el que se encuentra en una habitación de hotel. Ella está increíblemente nerviosa, demostrando a lo largo de cuatro sesiones que es una persona muy neurótica y sexualmente reprimida. Y él parece ser la paciencia personificada, (casi) siempre dispuesto a contestar con las frases correctas, intentando calmar a su cliente, asegurándole que él hace lo que hace porque quiere, y que lo hace bien. Sin embargo, las múltiples preguntas por parte de Nancy eventualmente ayudan a revelar diferentes verdades respecto a ambos personajes.

“Good Luck to You, Leo Grande” se deleita en colocar a estos dos personajes en oposición: una mujer que siempre siguió las reglas y nunca hizo nada emocionante en su vida, que no está feliz con su cuerpo ni con el sexo que tenía con su finado esposo, y un hombre que disfruta de su propia sexualidad, pero que está intentando esconder a su verdadero “yo”. Después de todo, “Leo Grande” no es una persona de verdad; es una máscara que él utiliza, un personaje que interpreta cada vez que se encuentra con sus clientes, que esconde a alguien completamente diferente. Hasta cierto punto, Nancy logra descubrir a esta verdadera persona, mientras va dándose cuenta de lo placentero que puede ser disfrutar de los diferentes actos sexuales que nunca antes se había animado a realizar.

Thompson está genial como Nancy, desarrollándola como una mujer verosímil y compleja; reprimida y ansiosa, sí, pero también condescendiente con ciertas personas (siempre habla sobre lo aburrido que es su hijo), y ligeramente grosera con las meseras. Y McCormack da una interpretación un poco más sutil pero igual de efectiva, haciendo de un personaje que a su vez interpreta a un personaje, un hombre que proyecta mucha confianza, pero que por debajo tiene muchas dudas sobre sí mismo. Súmenle a esto un clímax explícito, valiente y satisfactorio, y “Good Luck to You, Leo Grande” se convierte rápidamente en una de las películas más placenteras que haya visto hasta el momento en Sundance. Un “must see”, como dirían los colegas angloparlantes.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.