Una mirada al Festival IDFA 2022

All the Beauty and the Bloodshed

La edición número 35 del IDFA, Festival de Cine Documental de Ámsterdam, reunió una gran cantidad de invitados estelares, así como lo más reciente del panorama mundial de películas de no ficción.

La directora Laura Poitras fue la homenajeada de este año, poco después de ganar el León de Oro en el Festival de Venecia con su documental “All the Beauty and the Bloodshed”, sobre la vida de la fotógrafa estadounidense Nan Goldin. La película muestra a la artista en una faceta de activista denunciando el lavado de dinero de la familia Sackler, quienes dan generosas donaciones a los más prestigiosos museos y universidades, a costa de la vida de pacientes adictos a los fármacos que esta empresa produce.

Poitras ha dedicado su carrera a denunciar las atrocidades cometidas por el gobierno de EE. UU. en Iraq, las violaciones de derechos humanos en la prisión de Guantánamo, hizo un documental sobre el guardaespaldas de Osama Bin Laden, expuso los Wikileaks con Julian Assange. Se hizo mundialmente famosa al ganar el Oscar con “Citizen Four”, reportando el programa de vigilancia masiva de la NSA junto a Edward Snowden. Por todo esto el FBI la mantiene en su mira como terrorista.

En el Top 10 de la retrospectiva que ella programó destacan la película iraniana “This Is Not A Film” de Jafar Panahi, “Titicut Folies” (1967) el primer documental de Frederick Wiseman, la ficción de Steve McQueen “Hunger”, “3 Rooms of Melancholia” de la finlandesa Pirjo Honkasalo, y dos documentales de Forensic Architecture, colectivo dedicado a investigar abusos cometidos por gobiernos y fuerzas militares.

La directora Pirjo Honkasalo fue uno de los jurados de la competición internacional de este año. “3 Rooms of Melancholia” recuerda las secuencias poéticas de las películas de Tarkovski. En el Q&A luego de la función, ella reveló que el segundo segmento fue grabado por una de las asistentes que tuvo en Chechenia, ya que la directora no podría filmar en la zona de conflicto.

Por otro lado, después de ver hasta la saciedad en el IDFA cintas sobre cárceles, migración, asilos psiquiátricos y guerras, finalmente, dos cortos documentales divertidos, The Bosom Friend” de Ulrich Seidl y “Bitch Academy”, documental ruso, que abordan temas aparentemente ligeros, pero que a la vez contienen diversos niveles de lectura, dentro del foco de películas que examinan la masculinidad toxica, “Around Masculinity”, preparado por los curadores del IDFA.

“The Bosom Friend” (1997), traducción literal “El amigo de los pechos”, cortometraje para TV, muestra el día a día de un profesor quien vive sus fantasías sexuales con la aritmética. El director austríaco clasificó este año con una nueva película en la competencia oficial de la Berlinale, intitulada “Rimini”, como el pueblo que vio nacer a Federico Fellini.

Bitch Academy (2007), traduccion literal “Academia de perras”, de Alina Rudnitskaya, muestra las imágenes por detrás del telón de una infame escuela que educa a futuras gold diggers en San Petersburgo. Aquí aprenden las jóvenes rusas a seducir y controlar a sus víctimas.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *