Entrevista a Luis Figueroa

2. No me reconozco como cineasta peruano, yo me reconozco como cineasta andino.

Luis Figueroa¿Como nace la Escuela del Cusco?
Ese concepto nace en 1964 como consecuencia de que en el festival de Karlovy Vary en Checoslovaquia presentamos la película Kukuli fuera de concurso y realmente causó un impacto enorme, tanto Kukuli como otra película de Mongolia que pasaron, la gente aplaudió, se acercaron muchas gentes a hablarme, qué se yo y al final había un hombrecito chiquito que se acercó y me dijo yo soy George Sadoul… ¡caramba! dije “George Sadoul”, me dijo “podemos ir a conversar, tomar un café” y nos fuimos para estar más tranquilos y ahí le conté todo, cómo se había iniciado este proyecto. A la semana en Letras Francesas una revista dirigida por el poeta surrealista Louis Aragón se publica a doble página: Desde el festival de Karlovy Vary, descubrimiento de un cine inca y un cine mongol, dos naciones que nunca se hubiera pensado que hicieran cine y bueno pues así fue.

Entonces, él me dijo, Sadoul dijo: “yo he escrito un relato de ciencia ficción sobre como sería el cine entre el año 70 y el año 2004, y había imaginado que la escuela de cine del Cusco, sería la gran revelación de los años 70”, así dice, “pero mi historia de cine ficción estaba en retardo con respecto a la historia porque en 1965 se creaba una escuela de cine de Cusco integrada por artistas, escritores, poetas, pintores, cineastas, en fin.”

Entonces yo le conté que más o menos hasta 1960 que se produce esta película, en Cusco se habían hecho una veintena de documentales de vocación antropológica si quieres y muchas de estas películas salieron al extranjero y tuvieron una crítica excelente, justamente Sadoul habla y dice que el festival anterior de Karlovy Vary nos permitió conocer la producción indoamericana, así lo llama él, nosotros lo llamamos andino, con los documentalistas Manuel Chambi de Perú y Jorge Ruiz de Bolivia, entonces y bueno pues, yo le conté que fue un movimiento fundamentalmente documentalista que culmina en el año 60 con el primer largometraje de ficción que es Kukuli.

¿Cómo ve el cine que se hace ahora en el Perú? ¿Que opina de los actuales directores?
Si, yo aprecio muchísimo por ejemplo las películas de Chicho Durant, me parece uno de los realizadores mas honestos que hay en Lima, su película Coraje para mí es una película importante, creo que Olenka Cepeda es una revelación, una negra luz que ilumina el ófrico panorama de toda la basura que nos arroja la televisión limeña ¿no? con esos melodramas y todo eso.

¿Qué les diría a los directores jóvenes, a los que recién empiezan, aquí en Lima y en el interior del país?
Bueno, yo aprecio mucho el trabajo de la gente joven que está haciendo un cine valioso, un cine de cultura, de cultura urbano-limeña ¿no?, cuando nos dicen a nosotros “los provincianos”, yo digo “no”, “un momentito” Nosotros en el Cusco no somos provincia, somos el centro espiritual de un universo andino que va desde el norte de Chile, norte de Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador y sur de Colombia, eso es el Cusco, sigue siendo el centro espiritual, entonces no es pues una provincia así como nos miran, ¿no? Cine campesino decían en esa época… Yo incluso te voy a decir que no me reconozco como cineasta peruano, yo me reconozco como cineasta andino, que va a todo ese universo que he señalado, que es un universo prehispánico, artificialmente separado por la independencia. Porque, ¡qué es esto! Bolívar con todo el valor que pueda tener, ¡qué vanidad ponerle el nombre suyo a una república!, Bolívar, Bolivia y ponerle pues Sucre a la capital, el nombre de su general, no por favor, ese es el mundo aymara divido, en el espacio que actualmente es lo que se llama la República del Perú y Bolivia y Chile, el norte de Chile. Que tenían miedo a los aymaras, creían que iban ha hacer una revolución como la que hizo Túpac Amaru por decirte, entre otras cosas, te das cuenta. Yo aprecio mucho a la gente joven que está haciendo cine, que se puede hacer un cine valioso en Lima, en Tumbes o en Madre de Dios o en el altiplano, pero nosotros nos reconocemos como cineastas andinos, tenemos sensibilidades comunes.

Le agradecemos mucho por darnos esta entrevista y esperamos que siga con esa vitalidad….
¡Ah si!, eso si, y es bueno repetir yo soy un sobreviviente de una especie en peligro de extinción ¡Y tengo para rato!

1. La primera película hablada en quechua en el mundo

Comenta

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back