Etiqueta José Campusano

BAFICI 2015: Estas fueron todas las películas ganadoras

Competencia Oficial Argentina Mención Especial: Idilio, de Nicolás Aponte Aragón Gutter Mejor Director – Competencia Oficial Argentina, a José Celestino Campusano por “Placer y Martirio”. Premio auspiciado conjuntamente por Alta Definición Argentina, que premia al ganador con equipamiento de cámaras… Seguir leyendo →

“Fantasmas de la ruta”, de José Campusano

Fantasmas de la ruta, de José Campusano, fue presentada en la Sección Internacional del reciente Festival de Lima Independiente, donde obtuvo un premio especial por el jurado joven. En principio, tras sus otros largometrajes Vil romance, Vikingo y Fango, nos muestra ahora esta obra visual de estética auténtica y suburbana, proyecto creado originalmente para unas miniseries, ganador de un concurso de contenidos audiovisuales digitales organizados por el INCAA y SATVDT (un estado argentino con una ley de cine real que sí apoya a diversos cineastas de periferia).

Lima Independiente 2014: 12 películas en Competencia Internacional

El 4° Festival de Cine Lima Independiente, a realizarse del 29 de mayo al 7 de junio, tendrá una Competencia Internacional compuesta por 12 cintas de diferentes partes del mundo.

La selección incluye un filme peruano, Extirpador de idolatrías, opera prima de Manuel Siles. También figura la reciente obra de un realizador ya conocido en el Perú, Fantasmas de la ruta, del argentino José Campusano (Vikingo, Fango).

Festival de Valdivia 2013: Entrevista con José Campusano, director de “Fango”

Uno de los cineastas latinoamericanos más coherentes en su obra y su visión del cine en general es el argentino José Campusano, quien participa en la Competencia Internacional en el 20° Festival de Valdivia, con la notable película Fango. Conversamos con él a continuación:

Festival de Lima 2010: Vikingo

Vikingo, de José Campusano, es una extraña película que recrea el rudo estilo de vida de los motociclistas argentinos, filmado a partir de la contención, a la que no se renuncia ni siquiera en los estallidos mortales.

Destaca el esmero en presentar sus asperezas y riesgos de la manera más natural, sin truculencia, apelando a un tono laxo, debajo del cual se fermenta un clima de violencia y un entorno acechante que pone a prueba inflexibles códigos.

© 2005 - 2021 — Cinencuentro — Funciona gracias a WordPress

Tema realizado por Anders NorenIr arriba ↑