Crítica: “Esta chica es un desastre”, ¿es la comedia feminista que el mundo necesita?

El fin de semana llegó a los cines Esta chica es un desastre (Trainwreck), lo nuevo del siempre talentoso Judd Apatow, quien por primera vez dirige algo que no fue escrito por él (los créditos lo colocan como coguionista, pero no me siento muy convencido). Quien se encargó del guion fue la gran Amy Schumer, una de las actrices cómicas más populares de la actualidad, conocida por sus mordaces críticas hacia la cultura del entretenimiento desde una mirada feminista y autoreferencial. Schumer y Apatow crean un escenario divertido que, desde el inicio, transgrede todos los clichés de género existentes en las comedias románticas hollywoodenses (y en alguna que otra cinta escrita por el propio Judd). Sin embargo, cerca del desenlace aparecen elementos narrativos que pueden hacernos dudar de que “Esta chica es un desastre” sea la cinta que la corriente feminista necesita para compartir su mensaje de igualdad, aunque todo depende, al fin y al cabo, de la forma en la que se vea (ya llegaremos a eso).

Más allá de su debatible final, la película es un ‘descarrilamiento’ real (el nombre original de la cinta es “Trainwreck”, por cierto): vemos desfilar situaciones poco anticipadas, emociones enfrentadas, chistes ácidos, cameos disparatados y todo el potencial de Schumer para presentarnos a una protagonista que cae bien a pesar de ser la antítesis de todo lo moralmente simpático.

Celebrity Sightings In New York City - July 16, 2014

Para ingresar sin problemas al universo de “Esta chica es un desastre” es necesario conocer un poco el camino que ha seguido Amy Schumer en la televisión y porqué se ha convertido en un referente feminista. En uno de los capítulos de ‘Inside Amy Schumer’, su serie de TV, Julia-Louis Dreyfus, Patricia Arquette y Tina Fey se reúnen en un picnic en el bosque para celebrar el último día “fuckeable” de la primera (entiéndase como la última oportunidad de ser considerada sexy para el cine y la televisión). Es una dura crítica a como la industria del espectáculo deja de considerar atractivas a las mujeres cuando cumplen una determinada edad, mientras actores como Josh Brolin (47) y Mark Ruffalo (48) pueden relacionarse en la ficción con actrices como Elizabeth Olsen (25) y Scarlett Johansson (29), casi veinte años menores que ellos, sin que nadie ponga en duda la lógica de la trama.

Otro capítulo igual de genial es la parodia de 12 Angry Men en la que actores como Paul Giamatti y Jeff Goldblum participan en un disputado debate para decidir si Amy Schumer es lo suficientemente sexy como para tener un programa en la televisión de paga estadounidense. Los tipos lanzan comentarios súper cómicos sobre el aspecto físico de la actriz, pero no es ella ni ellos quienes se ven reflejados: los verdaderos objetos de burla son los medios de comunicación y su visión sexista de la conducción de programas de TV. Estos sketchs ejemplifican el irónico discurso de igualdad de género que Schumer ha ido forjando con los años, un discurso que se ríe de nosotros mismos mientras difunde su mensaje.

trainwreck4

Teniendo lo primero bien claro, uno puede suponer que “Esta chica es un desastre” es la consolidación de todo lo expuesto por Amy en su serie. Sí y no. La Amy de la película es una mujer que disfruta su sexualidad sin ningún complejo, bebe, fuma marihuana, le tiene miedo al compromiso, detesta a los niños pequeños y le importa un bledo lo que la sociedad espera de ella. Ya saben, ‘cosas de hombres’. Esa representación puede hacer que muchos vean al personaje como la repuesta femenina a los personajes masculinos de otras películas de Judd Appatow, como Knocked Up o Virgen a los 40, y a los protagonistas de la saga ¿Qué pasó ayer?, quienes son carismáticos y entrañables a pesar de vivir en la ridiculez.

Toda la primera parte de la historia logra que comprendamos qué motiva ese comportamiento: un padre problemático, malas experiencias amorosas, poco gusto por caerle bien a la gente, diferencias con su hermana menor (excelente Brie Larson), su rutinario trabajo en un revista misógina, su hilarante jefa, etcétera. Todo dentro de una trama envolvente y muy bien condimentada con los divertidos cameos de un sinfín de celebridades. Las excelentes actuaciones le brindan un mayor peso –grandes Tilda Swinton, LeBron James y John Cena (quien es mejor comediante que héroe de acción)-.

El momento incómodo de la película llega cuando esta parece traicionar sus propios principios: Amy conoce a un doctor, se siente atraída por él y decide redimirse en base al amor. Muchos podrán decir ‘bah, más de lo mismo, el tipo con problemas de conducta que cambia cuando se enamora de la chica buenita’. Pero, aunque no lo crean, si pensaron en eso, están equivocados. En realidad, Schumer nos pone a prueba y demuestra que es mucho más astuta que el espectador. Con un poco más de atención, podemos entender su estrategia y comprender que ese giro, supuestamente común, es más transgresor que cualquier otro, sobre todo tras asistir a ese desenlace imposible en el que Amy, para recuperar a su príncipe azul (interpretado por el genial Bill Hader), acaba haciendo aquello de lo que se burlaba sin piedad minutos antes. Además, toma en cuenta que pensaste en ‘el tipo’ y no en ‘la tipa’.

Celebrity Sightings In New York City - June 26, 2014

No revelaré más detalles para no echarles a perder la película, pero solo les voy a pedir que recuerden la comedia romántica más rutinaria que hayan visto y comparen los desenlaces cuando terminen de ver “Esta chica es un desastre”. Si son pacientes, notarán que Schumer y Apatow parecen tener todo controlado para invertir los roles de género a lo bestia (por más raro que eso suene y parezca).

Sobre la pregunta del título de este artículo, siento que “Esta chica es un desastre” es un gran avance en el largo y complicado camino de la ficción cinematográfica, pero no logra ser la gran obra feminista capaz de romper las barreras del sexismo en Hollywood, aunque hace un esfuerzo tan grande que vale la pena darle cientos de aplausos y compartir su mensaje. Si bien hay momentos en los que se siente que la Amy guionista juzga a la Amy personaje por su inhibido comportamiento, no se puede negar que está película es el más auténtico choque entre las comedias románticas sin dirección y el feminismo inteligente. Podrá ponerse en duda, pero la evidencia está ahí, negar su genialidad será de ciegos. Bien hecho, Amy.

Artículo anterior
"La última tarde": Conversamos con Lucho Cáceres y Katerina D'Onofrio, protagonistas del nuevo filme de Joel Calero
Artículo siguiente
"Mad Max: Furia en el camino" es elegida como la Mejor Película del 2015 por FIPRESCI

2 comentarios

  1. Aurea Lòpez
    2 Septiembre 2015 at 12:40 — Responder

    Me has motivado a verla y prometo comentar. Sobre el tema, què te parece Milenium (o tìtulo parecido, otros la titulan Los hombres que odiaban a las mujeres) versiòn original creo que es rusa, para nada la versiòn americana.

  2. zoe
    3 Septiembre 2015 at 10:42 — Responder

    la vi anoche , ok no es la gran obra maestra pero creo que es un gran paso , por 1era vez veo que en una “comedia romántica” el personaje femenino no es una criatura necesitada, llorona ,desesperada por casarse antes de los 30 ; eso es un gran aliciente ella vive sin culpa alguna; espero que sea un punto de partida para que sigan haciendo historias parecidas apartir de ese concepto

Deja un comentario

Back
COMPARTIR

Crítica: “Esta chica es un desastre”, ¿es la comedia feminista que el mundo necesita?