Lo que el viento se llevó (1939)

Gone with the Wind

Gone with the Wind

Hay películas que en algún momento han demostrado que el cine es ante todo un espectáculo, que llena los ojos y las emociones de quien lo contempla, mas allá de alardes de estilo y novedades estéticas (del todo válidas por supuesto) los espectadores son ganados por al historia y sus personajes, por la manera de transportarlos a la pantalla y darles vida. Desde The Birth of a Nation pasando por The Ten Commandments, Star Wars hasta The Lord of The Rings se nos han presentado las mayores expresiones de este sentido del cine: las epopeyas, visiones colosales, más grandes que la vida misma como suele decirse. Gone with the Wind es quizá la quintaesencia de esto, la novela y la historia hechas película.

Basada en la novela homónima de Margaret Mitchell fue llevada a la pantalla gracias a la terca ambición del productor David O. Selznick quien entre tantas decisiones cambios y recambios que efectuó están el de haber hecho pasear a varias estrellas y directores para la realización, finalmente delegó la ejecución a Victor Fleming (un buen director que realizo el mismo año otro clásico The Wizard of Oz) aun cuando ya habían completado varias secuencias como la celebre del incendio de Atlanta.

El resultado fue acaso una de las mas mágicas y envolventes historias pasionales que se hayan visto. La indómita Scarlett O’hara (la inglesa Vivien Leigh) es la protagonista de esta extraordinaria odisea desde su vida de ensueño en la Georgia tradicionalista y esclavista, pasando por la Guerra de Secesión, hasta la reconstrucción de vidas y sueños destrozados. Alrededor de ella giran una serie de personajes no menos memorables: el descarado pero sentimental Rhett Butler (Clark Gable en su mejor momento), la dulce Melanie (Olivia de Havilland), el honorable Ashley (Leslie Howard) y por supuesto la entrañable May (Hattie McDaniel) arquetipo de la mujer negra en ese entonces.

Película descomunal y apasionante fue lanzada por todo lo alto como la cumbre del cine de prestigio, pero ahora impresiona más por ser el paradigma de una forma de hacer cine que le dio a Hollywood el sitial que a ocupado desde entonces, por ser la película que cerró con brillo aquella década imaginativa y de despegue del cine clásico, por ser en fin una envolvente historia visión de una época con unos personajes que sienten y nos hacen sentir sus alegrías y melancolías a partes iguales, por todo aquello que se fue con el viento.

Jorge Esponda

Artículo anterior
De-Lovely (2004)
Artículo siguiente
Exterminio (2002)

27 comentarios

  1. Rosario
    25 de abril de 2007 at 13:11 — Responder

    Realmente Lo que el viento se llevó es una de las mejores películas que he visto en mi vida. Desde pequeña disfruto de sus diálogos e imágenes memorables. Sus frases han hecho historia, y sus actuaciones nos han emocionado hasta la actualidad. Un placer verla siempre.

  2. yolanda
    29 de mayo de 2007 at 15:56 — Responder

    solo me queda decir que es fantastica y porfavor que alguien me diga como bajar la segunda parte que no la encuentro por ningun lado

  3. 25 de junio de 2007 at 16:28 — Responder

    Hola! Bueno, para empezar, tengo solo 12 años y lei el libro 2 veces. Mis papás y mis amigas me dijeron q hay q estar loca para leer algo asi, pero a mi no me parece, ya que es una novela ESPECTACULAR en todo el sentido de la palabra. Ya vi la pelicula 4 veces, (su duracion no me permite verla mas cuando la alquilo). Aun asi, a pesar de que es una pelicula viejisima, y todos sus actores ya no viven, me parece que es la mejor que se haya hecho, sin exagerar; pues todo lo que vive Scarlett, es lo que le puede pasar a cualquiera, en un momento de guerra, pero creo que la aventura de amor entre Scarlett y Rhett, junto con la epopeya de los combates, es la emocion mas grande que una persona (romantica, sensible, o no) puede vivir, o sentirla. Tambien me gusta mucho, porque los actores fueron grandes estrellas en su epoca, y vivieron como nosotros (lo investigue). Cada cual se adaptaba PERFECTAMENTE a su papel, y lo vivían como si fuera su vida.
    Lo que a mi mas me gusto, fue la aventura de amor, ya que se conjugan romanticismo, pasion y mucho dolor, pero al final todo sale a la luz, salen a la luz, cosas que uno nunca se hubiera imaginado.
    Con respecto al libro: recien cuando termine de leerlo por segunda vez, comprendi totalmente el significado de su titulo, y me parecio un titulo muy bueno. El libro es un tanto mejor que la peli, pero eso no quiere decir que la pelicula sea un asco.
    Bueno… Me despido con un beso a todos quienes aprecien esta pelicula y libro tanto como yo, y que EL VIENTO NUNCA SE LOS LLEVARA DE SUS CORAZONES.

  4. […] O. Selznick, productor de imperecederos clásicos como El tercer hombre, Rebecca o Lo que el viento se llevó pronunciando, en 1956, una verdad vigente hasta […]

  5. /karuchita07
    10 de agosto de 2008 at 13:36 — Responder

    weno escribo aca porque la verdad para mi este tipo no tiene NADA DE LINDO POR DIOSS OUUAAJJ

    ^^
    CON RESPECTO A LA PELII, ESTAA MUUI BUHNEA :d Y LA RECOMIENDO ;)

    SALUUDOS

    KARU *

  6. […] más largos, han llegado nunca a ser lo que popularmente se considera un rompetaquillas, o sea, un Lo que el viento se llevó, o un Titanic o etcétera . Y eso es algo con lo que cualquier cineasta que se embarque en […]

  7. […] de otros mundos. Solo que hoy día eso funciona con WALL-E, pero no con un postrer sucedáneo de Lo que el viento se llevó (1939), Centauros del desierto (1956), Memorias de África (1985), Indochina (1992), 1492:La […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back
COMPARTIR

Lo que el viento se llevó (1939)