The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy

The Hitchhiker’s Guide to the Galaxy

Esta película mayoritariamente británica llama la atención principalmente por el best seller en el que se inspira, pero más allá de las imaginativas referencias que se desprenden del original, hay una reinterpretación bastante interesante en el trabajo del director Garth Jennings.

La estrambótica anécdota de un común y silvestre terrestre que se convierte en la única esperanza para la raza humana, o algo parecido, levanta de cualquier fantasía debido al ingenio visual que se aplica, algunas referencias lejanas o cercanas al humor de Monty Phyton como me dijeron. Su absoluta desfachatez es su mejor arma para aplicar ese bombardeo de referencias de toda índole, pasando por la infaltable parodia con (Star Wars a la cabeza). El héroe de turno se enfrenta a los peligros del universo en compañía de seres tan extravagantes como un viajero intergaláctico aficionado a la cerveza, un presidente galáctico con pinta de gigoló y hasta una versión depre de R2D2.

La propia lógica interna que la cinta se crea resulta sumamente efectiva y para nada desdeñable de su aparente banalidad. Habría que repetir que a pesar de que mucho de ese ingenio provenga del libro la resolución de la misma a imágenes posee de por si sus propios meritos. Película que sin mucha bulla de muchas otras últimamente consigue su cometido y hasta se nos presenta con argumentos realmente interesantes como para convertirse en una de las incursiones mas curiosas que se han visto últimamente en el cine fantástico. No se la pierdan.

Jorge Esponda