Rompiendo las olas (1996)

Breaking the Waves

Breaking the Waves

El danés Lars von Trier es sin duda alguna una de las figuras centrales del cine de los últimos años, su estilo barroco y duro en extremo han sido de los mas renovadores que se hayan visto, aunque a muchos les causen desconfianza sus artificios todavía. Desde sus primeras cintas de corte mucho más experimental, hasta llegar a la culminación de sus obsesiones en esta magnifica, viceral, y furiosamente pasional película.

Bess (formidable Emily Watson) es una inocente y aparentemente tranquila mujer que experimenta el momento más glorioso de su vida al casarse con Jan (Stellan Skarsgård) un trabajador de una plataforma marina, ambos viven en las costas frías de la presbiteriana Escocia en una comunidad en la que no se perdonan las imperfecciones y cualquier cosas que salga de lo normal es visto con recelo. Una inesperado accidente convertirá el trayecto de Bess en un calvario, o más exactamente en una aventura que bordea la irrealidad, el masoquismo, la locura o la autentica pureza. Lo que hace grande a este film es su intensidad, que se mueve en una dualidad maestra entre lo espiritual y lo físico, la ejecución de las ideas de Von Trier son extremas, extenuantes en esto el papel de la protagonista es fundamental, nos hace sentir en cada gesto o en cada baile a un ser extraordinario, a una criatura celestial enfrentada a la maldad (¿o a si misma acaso?), las influencias de las obsesivas fantasías de Carl Theodor Dreyer son indudables.

Bess es una heroína absoluta, capaz de luchar hasta el sacrificio, iluminada o guiada a ciegas por una fuerza desconocida ella seguirá su camino, no se detendrá hasta que se abran los cielos y le concedan su deseo. Von Trier ejecuta con rigor y talento este espectáculo casi celebratorio, un golpe a la incredulidad una fantasía que roza lo ingenuo y lo perverso a partes iguales. Película de equilibrista casi salto mortal al vacío Breaking the Waves es un grito a voz en cuello, un golpe capaz de romperlo todo lo concreto y lo intangible.

Jorge Esponda

Artículo anterior
La ventana de enfrente (2003)
Artículo siguiente
Los ríos de color púrpura II: Los ángeles del apocalipsis (2004)

3 comentarios

  1. Anonymous
    26 de julio de 2005 at 12:03 — Responder

    Te amo Emily

  2. […] Trier, quien no se molesta en citar también de manera directa al gran Dreyer. En la apoteósica Breaking the waves nos presentaba el camino a ese sacrificio o prueba de fe como un acto inspirado según […]

  3. […] diez años, en la cartelera comercial limeña, uno podía encontrarse con películas como Contra viento y marea, de Lars von Trier, Secretos y mentiras, de Mike Leigh, Underground de Emir Kusturica, Crash, de […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Rompiendo las olas (1996)