Millonarios (2004)

Millions

Millions

Luego de su incursión y vuelta de moda del cine de zombies con 28 Days Later, el británico Danny Boyle nos presenta ahora una película de corte infantil, pero con todos esos ingredientes que llamaron la atención en él tempranamente con Shallow Grave y Trainspotting. Hay en su cine esa tendencia a la artificialidad desde sus escenarios a sus intrigas pero que resultaban frescas sin ser muy originales tampoco, el reciclaje de referencias la asume como muchos de su generación.

En Millions nos cuenta la historia de un niño soñador que al parecer por un milagro de algún santo de los tantos que ve y con los que habla, le cae de los cielos una fortuna inesperada de varias cifras en libras, como bien convencido que está en su simpática inocencia, se dedicará a intentar hacer el bien con ella, pero a pesar de sus intenciones las cosas (incluidas ambiciones y asomos de crímenes) no saldrán como esperaba. A partir de esta premisa de film de matinée el director vuelve como en sus últimas cintas a dar toda una exhibición audiovisual que se pretende original. Basta con ver la representación de las fantasías del pequeño Damian -así se llama el protagonista- y por su puesto el humor nada inocentón que Boyle aplica pero que no aumentan mayor intereses a la cinta. Nuevamente intenta presentarnos a partir de una simple anécdota al la do oscuro al que puede llegar el ser humano, pretensión parcialmente lograda en 28 Days Later pero totalmente fallida en The Beach.

Parece que pasadas las grandes expectativas alrededor de él nos encaramos con el hecho de que nos encontramos ante un realizador eficiente a veces pero sin demasiado vuelo. En líneas generales a pesar de sus intenciones la película queda tal cual en el papel como una historia amable pero nada más. Donde si se lucía Boyle era como narrador de de guiones bien armados a los que dotaba en imágenes de una personalidad propia, basta recordar las correrías de los desamparados protagonistas de 28 Days Later o el ambiente extraño y sinuoso de Shallow Grave. Esperemos que para mayor fortuna el cineasta vuelva a encontrarse con un buen guión, su imaginación visual es llamativa pero no da para tanto.

Jorge Esponda

Artículo anterior
Familia rodante (2004)
Artículo siguiente
Roma (2004)

1 comentario

  1. […] Para los que disfrutamos las últimas películas de Boyle, Millions y 28 Days Later, así como su clásico de los años 90, Trainspotting, nos queda tan solo esperar el próximo octubre del 2006, fecha de estreno del film. […]

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

Back

Estrenos Peruanos


COMPARTIR

Millonarios (2004)